Platanomelón

¿Cuáles son las claves para sentirte más sexy que Kim Kardashian?

Si quieres verte en el espejo y enamorarte de ti misma, estas 3 claves darán ese empujoncito que te falta. Todo lo que necesitas saber para ser la mujer más sexy del planeta.

PLATANOMELÓN | CUORE.ES -

¿Cuántas veces has visto un vídeo de Nicky Minaj y has pensado "¡Qué mujer, qué curvas, qué cuerpo! Es muy sexy" o te has paseado por el instagram de la modelo Ashley Graham y has pensado "¡Qué guapa! ¿Cómo hará para que todo le quede tan bien?"... Pues bien, gracias a las chicas de la tienda erótica Platanomelón, hoy te revelaremos el secreto de las famosas para ser tan despampanantes como las ves y, créenos, es más fácil de lo que crees.

Olvídate de pensar en infinitas horas en una peluquería o pasarte 10 horas intentando replicar un tutorial de maquillaje... La clave para deslumbrar es más sencilla: para ser sexy, tienes que sentirte sexy. Tienes que ser capaz de mirarte al espejo y admirar cada trocito de cuerpo, de gustarte y de enamorarte y, para eso, debes repetirte lo increíblemente buena que estás y hacerte con un par de ayudantes infalibles:

1. Dedica un tiempo a emperifollarte: dicen que verse bien es la clave para sentirse bien… Pues, ¡ponlo en práctica! Cálzate tus zapatos preferidos, esa pieza de ropa que te encanta y pon un toque de rojo en tus labios. El color rojo es, por excelencia, el color de la sensualidad y tener un toque de este tono en tus labios y sentirte más guapa que nunca te ayudará a sentirte una mujer muy poderosa y a enamorarte al verte.

2. Un toque de tu perfume preferido: ¿no te ha pasado que has ido caminando por la calle y un olor a perfume te ha hecho girar? Los olores, sobre todo los que huelen bien, tienen el poder de captar a cualquiera... Así que, un par de gotas de perfume te ayudarán a que todas las miradas se giren a verte.

3. Una pieza que te haga sentir sexy de dentro hacia fuera: si llevas el conjunto clave debajo de tu ropa, te sentirás una mujer sexy y poderosa desde tus adentros. Imagínatelo: tu camisa preferida, el pintalabios correcto, un trocito de esa lencería sexy dejándose ver a ratos y un montón de confianza irradiando por tus poros. ¡Querrás pasar el día entero enamorándote delante del espejo!

Y ahora que dominas estas 3 claves, ¡sal a comerte el mundo como sólo tú sabes!