Diversual

Juguetes eróticos para salvar tu relación de pareja

Las alternativas que brinda el sector hoy en día contribuyen a salvar obstáculos como el estrés, la falta de tiempo o la inapetencia motivada por el ritmo de vida o el paso de los años.

CUORE.ES -

Dicen que la pasión se acaba con los años. Hay recientes estudios científicos que no sólo lo ratifican, sino que incluso llegan a estimar la proporción en la que la atracción y el disfrute en la vida sexual de una pareja se reduce conforme pasa el tiempo. No es algo nuevo. Afamados expertos en el tema han intentado descubrir y explicar durante décadas las reacciones que se desencadenan en nuestro cerebro al sentirnos atraídos por otra persona y cómo estas van menguando para dejar paso a otro tipo de sentimientos. Libros como el ‘Viaje al amor’ de Eduardo Punset están entre ellos, como también ensayos del psicólogo Rojas Marcos, por mencionar a dos de los expertos más cercanos para el público español.

Aunque parece probado que se trata de algo consustancial a la especie humana, es innegable que la vida moderna ha contribuido a acelerar estos procesos. El estrés, la rutina, la irrupción de la tecnología, la alimentación, las preocupaciones de un sistema laboral cada vez más inestable o la exposición a factores externos propician que pocas parejas sean capaces de mantener para siempre la misma intensidad en la llama sexual que les une.

Como en muchos otros ámbitos de nuestra vida, aquí también se hace realidad el dicho de “renovarse o morir”. Según remarcan muchos sexólogos, el hastío y el aburrimiento suelen estar detrás de muchos de los problemas en las relaciones de pareja, entrando en un bucle que irremediablemente lleva a la inapetencia, el espaciado de los contactos e incluso la separación definitiva.

Sin embargo, los cambios de las nueva sociedad no sólo han traído consecuencias negativas. Internet, las nuevas tecnologías y la investigación han desembocado en un amplio catálogo de posibilidades para introducir variaciones que contribuyan no sólo a mantener la llama pasional, sino incluso a hacerla crecer cuando sea necesario.

Diversual

Los juguetes eróticos y artilugios sexuales han sido utilizados desde tiempos inmemoriales por los amantes de distintas zonas del mundo y momentos históricos. El Kamasutra y otros libros que ilustran las artes amatorias datan de miles de años de antigüedad, como también algunos artículos para ser usados en esos momentos especiales.

Sin embargo, la utilización de nuevos materiales, el estudio de la anatomía, la ergonomía y el uso de la tecnología han contribuido a un nuevo boom del sector. No sólo eso, sino que además la posibilidad de ser adquiridos con toda la información necesaria, conocer la experiencia de otras personas que ya lo han usado y tenerlos al alcance a través de una tienda erótica on line lejos de miradas incómodas para los más pudorosos han reforzado esta tendencia.

El abanico de posibilidades es casi infinito. Aceites y lociones corporales con esencias, velas perfumadas o plumas ayudan a la estimulación sensorial. Los kits de juegos a romper la inhibición inicial. Vibradores, consoladores y anillos a proporcionar un plus de pasión. La lencería o prendas eróticas a introducir variaciones en la monotonía. O los artículos de ‘bondage’ a ser los protagonistas de una obra de teatro que se convierte en real y satisface instintos reprimidos.

Como reza la sabiduría popular,  el amor es una flor que hay que regar todos los días. El sexo no es menos, por eso poner empeño y capacidad de sorpresa ayuda a mantener una buena salud de pareja.