Platanomelón

Paso a paso para tener el mejor sexo en la ducha

PLATANOMELÓN | CUORE.ES -

El sexo en la ducha siempre parece muy buena idea si te basas en las películas donde todo parece perfecto: nadie se resbala, ni se ahoga con el agua que le cae directo en la cara y están ¡súper sexys!

Pues bien, con ayuda de las expertas de nuestro sex-shop on-line preferido, hemos hecho una lista para que tu aventura sexual bajo la ducha sea digna de una película de Hollywood:

1. El suelo de las duchas o bañeras suele ser la cosa más resbaladiza del mundo. Así que es súper conveniente que toméis precauciones y tengáis una alfombra de estas con ventosas que, no importa lo mucho que tú te muevas, que ella no se va a mover. Disponible en el chino de la esquina.

2. Por muy raro que te suene, bajo la ducha necesitarás más que nunca un lubricante con base de silicona. ¿Por qué? El agua puede hacer que los roces y las fricciones sean más bien molestas y dolorosas y, como ese NO es el objetivo, lo mejor es armarse con un buen lubricante.

3. Recuerda compartir el agua con tu compañer@ de juegos, porque puede estarse congelando y odiándote en secreto mientras tú acaparas toda el agua calentita. Es un ARGG.

4. Tened un sitio a dónde cogeros como si vuestro orgasmo dependiese de ello. Un buen punto de apoyo es esencial para poder aplicar bien las fuerzas ;)

5. Como estáis bajo la ducha y todo está más limpio y más fresco, es un buen momento para atreverse con el sexo oral. Lo único “malo” será ponerse de rodillas en esa dura e incómoda alfombra. TIP EXTRA: Si quieres arrodillarte y… jugar, coloca una toalla encima de la alfombra. Estará mucho más suavecito y te dolerán menos las rodillas.

Y ahora, vamos con las posturas del Kamasutra a prueba de agua para que disfrutéis al máximo sin haceros daño:

1. El perrito, versión acuática.

Platanomelón

Es igual que la versión normal, sólo que esta vez utilizarás la toalla que te mencionamos antes para ponerte encima y evitar moratones indeseados en las rodillas. En esta postura, la chica se pone de rodillas (recuerda, encima de la toalla) y el chico la penetra desde atrás. Es un boom de sensaciones ya que así se estimula de manera directa el punto o zona G.

2. El barco de vela

Platanomelón

En esta postura, el chico está estirado boca arriba – si la ducha es pequeña, deberá ser sentado – y la chica está encima de él, dándole la espalda. Esta postura es perfecta para estimular todos los puntos erógenos así que, si tenéis una alcachofa de ducha, usadla para estimular con agua las zonas más sensibles de vuestros cuerpos. Y, si tenéis una ducha fija, podéis incorporar un mini vibrador súper potente como Neo y ¡disfrutar de sus vibraciones bajo la ducha!

3. El desatascador

Platanomelón

Esta postura es una variante del “perrito” pero estando de pie. El hombre se sitúa detrás de la mujer para penetrar a la chica. Buscaos un banquito de plástico o un sitio donde ella pueda apoyar el pie y, así, tendréis más fácil acceso a la penetración.

Y con estos consejitos, seguro que reinaréis cuando os aventuréis a tener sexo en la ducha. Os deseamos ¡orgasmos intensos!