Splash News / GTRES

Lady Gaga vuelve a sus orígenes, pero sin carne fresca

Vuelta a sus antilooks.

Lady Gaga (31) está disfrutando de la vida de pasarelas y cenas en Milán. En dicha ciudad italiana dejó claro que había cambiado su forma de vestir e iba un poco de diva con looks de infarto y a los que poco nos tenía acostumbrados hasta ahora.

Sin embargo, lo del estilo de cada uno no es algo que se pueda ocultar durante mucho tiempo y nuestros gustos vuelven a salir aunque no queramos. Esto es lo que le ha pasado a Lady Gaga, quien en su última aparición pública se ha olvidado de su melena con raya en medio y se ha plantado un flequillo recto, digno de estudio.

Es verdad, que este año se llevan los flequillos, pero ese se ve demasiado postizo. Muy largo, empieza muy atrás y desfilado raro. Sinceramente, Lady Gaga está muy rara, podría decirse que casi irreconocible.

Lady Gaga siempre es muy amable con sus fans y no dudó en dejar que se acercara este fan mayor, pero por su cara se puede decir que llegó a agobiarse un poquito con la efusividad de este italiano.

La cantante intentaba pasar desapercibida, pero no lo consiguió con esos pelos (los del abrigo y los del flequillo). Además, de que se ha echado unos cuantos años encima con ese look en el que ha vuelto a ganarse un AARG!! en toda regla.

 

Outbrain