Andreas Rentz / GETTY

Rita Ora se estampa (con su vestuario)

Cuidado ahí con los estampados, querida Rita.

No todo el monte es orégano en cuanto a los estampados. Porque nosotros en la redacción nos estamos preguntando, ¿cuántas flores son demasiadas flores en un traje? Una cuestión que no debieron plantearse Dolce & Gabbana ni los estilistas de la cantante cuando le dijeron a Rita Ora que se dejase ver por Nueva York con este modelito primaveral a tope de power.

Que a ver, a Rita le queda bien todo lo que se pone, pero esto ya como que no. Más que nada porque parece el tapizado del típico sofá orejero que había en casa de nuestras abuelas en los años ochenta. De hecho, lo mismo se dio cuenta ella y todo de que su outfit era un poco demasiado porque puso una cara un poco raruna al ver a los fotógrafos.

Un patizano estilístico lo tiene cualquiera. Tranquila amiga.

Outbrain