KGC-03 / GTRES

Kate Middleton apuesta por el parto en casa planificado

El nacimiento del tercer hijo de los duques de Cambridge está previsto para el mes de abril y, en base a lo que sucedió durante los dos embarazos anteriores de Kate Middleton, lo más probable es que las inmediaciones del hospital donde dé a luz se llenen de curiosos y equipos de cámaras procedentes de todo el mundo en cuanto se conozca la noticia de su ingreso.

Sin embargo, si los últimos rumores son ciertos, el matrimonio podría ahorrarse ese circo mediático si finalmente la futura mamá se sale con la suya y el bebé viene al mundo en la intimidad de su casa de Anmer Hall, en Norfolk. Aunque aún no hay nada confirmado, se cree que el príncipe William estaría completamente a favor de esta opción, al considerar que podría ser una experiencia muy enriquecedora para vivirla en familia junto a sus dos hijos, los príncipes George y Charlotte.

Los motivos que han llevado a William y Kate a barajar esta posibilidad no son completamente egoístas, ya que también habrían tenido en cuenta las incomodidades que las aglomeraciones masivas en torno al nacimiento de sus dos primeros hijos provocaron en su momento tanto al personal médico como al resto de pacientes del hospital St. Mary.

"Por encima de todo, los dos coinciden en que un parto en casa les ahorraría sembrar un verdadero caos en el día a día de cualquier hospital que eligieran. Ya fue un tema que les preocupó mucho durante el nacimiento de sus dos hijos, debido al centenar de miembros de la prensa y del público que acamparon a la puerta del centro médico durante días, y les gustaría evitar que se repitiera algo similar. No creen que sea justo ni para el resto de pacientes ni para los familiares que les visitan", apunta un informante al periódico Sunday Express.

De hecho, la duquesa ya barajó esa posibilidad durante el embarazo de la pequeña Charlotte, pero en el último momento fue descartada por consejo de sus médicos, lo que no impidió que Kate abandonara el hospital a las pocas horas de dar a luz junto a su recién nacida en brazos para terminar de recuperarse en casa.

 

Outbrain