Foto: D.R.

Los secretos de la belleza y la cosmética milenaria de China

La cosmética imperial más antigua de China llega por primera vez a Europa. La ciudad de Madrid es la puerta de entrada de Dai Chun Lin, la línea cosmética milenaria asiática que consigue una piel luminosa y una tez perfecta. 

AIDA ORTEGA | CUORE.ES -

El lugar escogido es el Centro Cultural de China en Madrid, allí nos adentramos en el universo milenario de las dinastías chinas para conocer a fondo la cultura de la belleza y el maquillaje del país asiático.

Una retrospectiva que nos lleva hasta la China Imperial. Época en la que las mujeres comenzaron a buscar rostros radiantes, pieles luminosas y uniformes. Como si de porcelana se tratase, todas ellas presumían, y lo siguen haciendo, de una tez perfecta. Por aquel entonces, los labios también se teñían de rojo con una mezcla de pigmentos conocida como 'Rouge', o lo que más tarde dio lugar a las barras de labios de la actualidad. Todo ello elaborado con productos naturales como perfumes de flores, la lágrima de job, cera de abejas, maderas de sándalo o polvos de perlas. Las mujeres presumian de un ritual con el que se evadían a diario, se mimaban y cuidaban al detalle, y su belleza quedó grabada en la historia.

Foto: D.R.

Historia de la cosmética tradicional China. | Foto: D.R.

Pero el verdadero auge de la cosmética China llegó con la apertura de la primera tienda Dai Chun Lin en 1628, cuando gobernaba el Emperador Chongzhen perteneciente a la Dinastía Ming. Bajo este nombre, los cosméticos llegaron a un mayor público. Sus bálsamos, perfumes, aceites y polvos de perlas adquirieron fama rápidamente. Su calidad y cuidada presentación, consiguieron convertir estos productos en auténticos objetos de deseo.

En la actualidad, Dai Chun Lin combina la tecnología científica moderna con la esencia de los productos tradicionales. Una simbiosis perfecta que ha dado lugar a la creación de una línea llamada "Productos Cosméticos Clásicos de la Corte" o la "Línea de las 12 bellezas". Una colección exclusiva enfrascada en recipientes de porcelana lacados a mano que conservan el frío para un mejor mantenimiento de los productos. Tesoros que llegan por primera vez a Europa, escogiendo Madrid como el escenario que albergará la tienda donde se esconderán estos productos de maquillaje considerados auténticas obras de arte.

Productos de Dai Chun Lin a la venta en España. | Foto: D.R.

Este espacio, situado en la Calle San Lucas nº 11 de Madrid se convertirá en parada obligatoria para todas las amantes de la belleza. Allí podrán encontrarse desde sérums hasta correctores, cremas iluminadoras o cajitas que guardan bonitos colores para los labios. Un lugar de reunión con la cosmética China tradicional.