El carisísimo vestidor para bragas y calzones de los Beckham

Hay casas que cuestan menos que sus cajones para la ropa interior.

CUORE.ES -

David Beckham (42) y Victoria Beckham (43) llevan más de tres años renovando la espectacular mansión que han adquirido en la campiña inglesa y cuyas obras, según parece, podrían estar bastante cerca de concluir en vista de que el famoso matrimonio ya ha empezado a ocuparse de los pequeños detalles, como los vestidores y armarios del dormitorio principal. Y tratándose de la habitación donde se guardarán algunas de sus posesiones más preciadas, todo apunta a que la la diseñadora no habría reparado en gastos

"La habitación de la que todo el mundo está hablando en la nueva casa es el vestidor para la ropa interior. Victoria tiene un armario de diseñador a la izquierda de la habitación para su ropa, otro para los zapatos y otro para sus bolsos. Y, a la derecha, está la 'recámara' para la ropa interior y los pijamas", asegura un confidente al periódico Daily Star

Aunque, como todo lo que rodea al futbolista retirado y su famosa mujer, a dicha información debe dársele credibilidad con la máxima precaución -aquí cabe echar la vista atrás y recordar los rumores sobre que Victoria se había extirpado el meñique para lucir mejor sus zapatos-, lo cierto es que las imágenes de la propiedad muestran que la pareja ya ha construido una impresionante casa del árbol para sus retoños menores, una piscina natural y un jardín de ensueño.

"Victoria fue quien dio el visto bueno al presupuesto de 60.000 libras [casi 68.000 euros], para que fuera perfecto. Viene con todas las comodidades, incluyendo pijamas para él y para ella grabados con sus iniciales y cientos de pares de su ropa interior favorita y ropa de noche. A los niños ya les han dicho que es una zona fuera de los límites, y hay incluso un tablero de seguridad en la puerta", añade.

Quien tristemente no disfrutará de esta espectacular vivienda todo lo que debería será el primogénito de los Beckham, que este pasado verano se mudó a Nueva York para continuar con sus estudios de fotografía y, de paso, estar algo más cerca de su chica, Chloe Morëtz.