GTRES

Recetas de Navidad que nos hacen desear que sea verano

¡Ohhhh Telepizza yaaa... Sueños...!

No todo vale cuando innovamos.

Rocío Crenes | CUORE.ES -

Para gustos, colores, pero en general es así.

Siempre encontramos algo en el menú de Navidad que nos hace desear que sea Agosto y poder vivir a base de melón y sandía. 

Hay platos que realmente acaban sin tocar o que se comen por compromiso. Nadie se atreve a decirlo pero es así, y nosotros somos muy atrevidos, así que... ahí van. 

(Absténganse asociaciones del coco, el azúcar o las carnes... No vamos a cambiar de opinión). 

1. 'Colocar la guinda', como referente a que algo ha salido bien, es un gran error. ¡Dejad de decorarlo todo con guindas! En este caso, nivel experto en decoración navideña. 

 

Una foto publicada por Yanjun Hu (@huyanjunmm) el

2. Fruta escarchada o confitada combinada con miles de alimentos. Nadie quiere fruta en Navidad, y menos cuando se nos presenta como la prima fea de las frutas. No tiene buen aspecto la fruta escarchada y ya no hablamos de su sabor. Cuando la vemos, sabemos que se quedará ahí, sola, durante unos días, pegada en esa bandeja. 

3. Bombones y cosas con coco. Stop coco, de verdad. No aporta nada y su textura es como su masticaras virutas al sacar punta a un Plastidecor. 

 

Una foto publicada por 🌱Katie🌱 (@holyveg) el

4. Experimentos con croquetas. En este día queremos sorprender, pero las croquetas, como mejor están es quietecitas en el plato listas para coger. 

 

Una foto publicada por In Healthy Life I trust ! (@citizen_kale) el

5. Sopa de marisco. ¿Qué necesidad hay de ahogar a esos pequeños y deliciosos pescados y crustáceos en sopa? Una cosa o la otra, pero las dos juntas es mal invento.

Pinterest |Tasteaholics

6. Carnes con frutas. Carne con piña, relleno de ciruelas, pinchitos con kiwi.... ¡Pero qué nos está pasando! La carne de siempre ha ido acompañada de patatas, fin. 

 

Una foto publicada por Food And Wine Expo! (@foodandwineexpo) el

7. Tostas con patés inventados. "He hecho unos entrantes con pimientos y paté, deliciosos" (te sobraban pimientos y te faltaba rellenar con algún plato). 

Pinterest | Grab a Plate

8. Decorar todo con flores (que no se comen... o no apetecen, vamos) y hojas (que tampoco se comen), para creerte el Arguiñano de la familia. 

 

Una foto publicada por Monica Bergomi (@lalunasulcucchiaio) el

9. Pan de molde como base para un plato. Olvidémonos de que el pan de molde existe en Navidad. Últimamente se están poniendo de moda los pasteles vegetales con pan de molde, o postres con pan de molde... ¡Para qué sacarle partido a algo tan básico como el pan de molde! Hay alimentos con los que no aceptamos combinaciones. 

Pinterest | Thrivingsonplants

La moraleja que sacamos es: 'No inventes, que para inventos ya está MasterChef'.