INSTAGRAM

El antes/después de Úrsula Corberó con el que te vas a identificar seguro

¿A quién no le ha pasado?

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

Luego hablamos de la Navidad, pero seguro que en verano también te has dado más de un homenaje y te has sentado a la mesa frente a un banquete digno de reyes. 

Que si el chiringuito, que si reunión familiar, que si la feria del pueblo, que si reencuentro con tus amigos... La excusa es lo de menos cuando se trata de un festín, pues 'en comer y en rascar, todo es empezar'.

Esto es precisamente lo que le ha pasado a Úrsula Corberó (lo de comer, no lo de rascar), y así lo hemos podido ver en el 'Stories' de su Instagram

Ha salido a comer (está en Argentina visitando a la familia de Chino Darín) y lo típico que llegas con hambre al sitio y empiezas picando algo ligerito...

INSTAGRAM

Al menos el limón es diurético...

Siempre pasa que el entrante, en lugar de saciarte, te abre el apetito, ¿verdad?

Entonces llega la hora de pedir el plato principal:

INSTAGRAM

Y a la hora de servir, todos somos muy dignos y decimos eso de "yo quiero un poquito de cada cosa, que lo quiero probar todo".

INSTAGRAM

Claro que sí, guapi.

Pero al final, y sin saber cómo, acabamos comiéndonos nuestra parte y rebañando de la fuente. ¿Es o no?

Ah, y no se puede olvidar un detalle, pues de algún modo hay que ayudar a que baje...

Luego viene cuando te sientes como un balón -"balón gástrico el que me hace falta a mí", pensamos-, y si te queda algo de dignidad dices eso de "ufff, no me cabe el postre", te acabas el vino con su poquita de sobremesa y te vas antes de que te entre la modorra de la digestión.

Pues esto también le ha pasado a Úrsula Corberó, que subió un antes/después del banquete que se ha pegado.

INSTAGRAM

¡Qué bien pintaba todo!

INSTAGRAM

No puede ni con su alma...

Todo el año con la operación bikini para esto... Pero bueno, que nos quiten lo 'bailao', o lo comido en este caso.