Jordan Strauss / GTRES

Emma Stone y Jennifer Garner, unidas por el mismo acosador

Víctimas del mismo pesado.

CUORE.ES -

Las jóvenes Emma Stone y Jennifer Lawrence (27) se han convertido en las nuevas 'bff', con permiso de la humorista Amy Schumer, que también mantiene una estrecha amistad con la protagonista de 'Los juegos del hambre'. En su caso, las dos oscarizadas intérpretes se conocieron de una manera muy curiosa: a través del acosador personal que tienen en común, un hombre conocido en el mundillo como 'John el tipo de la orquesta'.

"Jennifer y yo tenemos el mismo acosador. Nos mandaba mensajes a las dos que decían algo así como: 'Voy a llegar tarde a la prueba de sonido. ¿Puedes empezar con la orquesta en mi lugar? Contéstame y dime que lo tienes todo bajo control'. En realidad no es un acosador como tal; creo que debe ser alguien que trabajó en un estudio o algo así, y que por eso tiene el número de teléfono de mucha gente", explica Emma Stone en conversación con la revista W magazine.

Aunque ahora hable del hostigamiento al que las sometía ese desconocido con cierto sentido del humor, lo cierto es que en su momento llegó a inquietarle e incluso temió que Jennifer, con quien había comenzado a intercambiar mensajes precisamente tras enterarse de que ella también estaba sufriendo la misma experiencia, fuera en realidad ese tal John haciéndose pasar por la famosa actriz.

"Jen y yo nos nos mandamos mensajes durante al menos un año antes de decidir que íbamos a conocernos en persona. Me contó que, mientras iba conduciendo hacia mi casa, pensó de pronto: 'Dios mío, ¿y si resulta que se trata en realidad de John el de la orquesta?'. '¡Yo pensé lo mismo! Así que me llamó y me dijo: 'Solo quería asegurarme de que eras tú', y lo era. Y así nos conocimos. Esa es nuestra adorable historia de amor", recuerda. 

En el pasado, la estrella de 'La la land' ha reconocido que en un primer momento tuvo sentimientos encontrados hacia Jennifer Lawrence, al tratarse de una intérprete de su misma generación y con un gran éxito y talento, que podía convertirse potencialmente en su rival a la hora de hacerse con ciertos papeles. Sin embargo, se dio cuenta muy pronto que su actitud no estaba justificada de ninguna forma, ya que ambas contaban con unos físicos y un registro interpretativo muy diferentes, y que sería mucho inteligente que se apoyaran mutuamente en lugar de hacerse la competencia.