GTRES

La party gay de Joel Bosqued para olvidar a Blanca Suárez

Se lo pasó teta. 

VICTORIA LUPIÁÑEZ | CUORE.ES -

Desde que todo el mundo tiene perfil en redes sociales es tan fácil saber si tiene pareja como si la cosa se acaba. Las redes sociales nos han abierto los ojos y el unfollow es el gran delator (que se lo digan al pobre Cepeda).

Después del momento shock cuando nos dimos cuenta de que Joel Bosqued le había dicho ahí te quedas a Blanca Suárez (29) en Instagram, poco (o nada) habíamos sabido de ellos. Ambos estaban desaparecidos en combate hasta que Joel ha decidido pegarse la fiesta padre con sus amigos.

El actor disfrutó de la noche barcelonesa junto con un par de amiguetes y acabaron a eso de las tres de la madrugada en la Sala Safari. El local acogía ese día la 'Ultrapop', una de las fiestas de ambiente gay más conocidas de la ciudad condal, que acoge a todo el que quiera dejarse caer por allí ya que son superdivertidas

Y la verdad, parece que el actor y sus amigos se lo pasaron divinamente. Algunos de los que pasaban por allí declararon que el actor estaba de lo más relajadito y que lo dio todo. Si se sale de fiesta se sale bien. El caso es que la desconexión con todo el revuelo de la ruptura fue real y decidió dejarlo todo a un lado para pasar un buen ratito con los que siempre están ahí. Los coleguis. 

Eso de salir con los amigos para ahogar penas y echar un buen rato sin pensar en los problemas le tiene que haber sentado muy bien al actor, que desde que dejó de seguir a Blanca en redes intenta pasar el menor tiempo (libre) posible en Madrid. Pero no ha sido el único que ha tomado esta vía para olvidar.

Y es que su supuesta ex tiene muy buenas amigas que la animan en estos momentos tan delicados y se la llevan a conciertos guays, como ha hecho Ana Fernández, con la que se ha plantado en el de Marlon Fernández. Aquí cada uno lo lleva como puede, pero la fórmula es la misma. La casa de uno está prohibida.

Vaya, que ahora la solución a los males está en irte de party hard. Nada de helado, Titanic y pañuelos para secar la lagrimilla. ¡Salgamos a darlo todo!