¡Muy fuerte!: John Mayer, operado de urgencia por una apendicitis

Pero tranquis, ya está recuperándose.

VICTORIA LUPIÁÑEZ | CUORE.ES -

No ganamos para sustos. Nuestros famosillos no paran de despeñarse y pasar por quirófano, y nos tienen en un sin vivir. El último en unirse a la lista de convalecientes ha sido John Mayer.

El guitarrista ha sido ingresado de urgencia para someterse a una operación de apendicitis de la que ha salido exitoso y ya está recuperando el tono. El grupo del que forma parte ha tenido informados a todos sus seguidores en todo momento de lo que iba ocurriendo con John.

 

"Temprano esta mañana, martes 5 de diciembre, John Mayer fue ingresado en el hospital por una apendicectomía de emergencia que obligó a posponer el concierto del 5 de diciembre de Dead & Company en Nueva Orleans".

Pero este no ha sido el único concierto que se han visto obligado a posponer. La recuperación de Mayer tiene que ser completa, por lo que los conciertos previstos para 7 y 8 de diciembre también tendrán cambio de fecha. 

 

"John Mayer se está recuperando de la apendicectomía de emergencia que sufrió ayer y está de buen ánimo. Los conciertos de Dead & Company programados para el 7 de diciembre en Orlando, Florida y el 8 de diciembre en Sunrise, Florida, además del espectáculo del 5 de diciembre en Nueva Orleans, se posponen".

Los fans que ya tenían sus entradas, podrán utilizarlas para las nuevas fechas o si quieren, el dinero se les será reembolsado. Por otro lado, y bastante tranquilizador, el propio John ha hablado en redes y ha agradecido todo el apoyo que está recibiendo.

 

 

still got it.

Una publicación compartida de johnmayer (@johnmayer) el

 

 "Gracias a todos por los buenos deseos. Tuve cirugía ayer y desperté para ver algunos tweets increíblemente amables y cariñosos. Lamento mucho no haber podido terminar las últimas fechas de la gira. Esta banda y estos shows significan el mundo para mí. Los quiero a todos cariñosamente"

¿Le hará una visitilla Katy Perry (33) como Justin a Selena?

 

 

¡Ponte bueno John!