GTRES

Kendall Jenner no quiere un bombo ni regalao

Al que Dios no le da hijo, el demonio le da sobrinos.

VICTORIA LUPIÁÑEZ | CUORE.ES -

La familia Kardashian lo hace todo a lo grande. Si se celebra la Navidad lo hacen todos juntos y en una macrofiesta más grande que la que se va a formar en el Coachella y si hay que ampliar la familia, pues se hace baby boom y se traen 3 bebés de golpe. ¿O cuatro? Hasta ahora, las hijas de Kris Jenner (62) que van a traer un churumbel nuevo a la familia son Khloé Kardashian (33)Kylie Jenner (20) (aunque todavía se lo tenga calladito) y Kim Kardashian (37), que lo hará por gestación subrogada.

Pues parece que, a esta lista de acontecimientos, las redes sociales han querido que la familia se amplíe gracias a otra másKendall Jenner (22). Y todo esto se ha liado por una foto un poco desafortunada para ella, porque para nosotras es pan nuestro de cada día. La supermodelo ha subido una foto a Instagram embutida en un vestido blanco de tirantes muy finos y con unos lunares negros estampados. La foto muestra una tripita que, vamos a ser sinceras, antes no estaba ahí.

 

loner life 👽

Una publicación compartida de Kendall (@kendalljenner) el


Después de eso, han saltado todas las alarmas. Y todo el mundo empezaba a preguntarse si otra hija más del klan Kardashian se iba a estrenar como mami. El revuelo ha sido tal, que la pobre Kendall ha tenido que hablar lo más rápido posible para intentar calmar al personal que ya se estaba viniendo muy arriba.

La joven ha utilizado sus redes sociales para levantar rumores y también para callarlos. Kendall ha cogido su Twitter y ha reconocido a todos sus seguidores que no, que no está embarazada. Que preñis estaban los bollos que se había comido. Sí, se había hartado de 'bagels' y, como la persona normal que es, se le había hinchado la tripa.

Como a todo el mundo cuando se pone fino con la comida.

Así que no, no tenemos otro niño Kardashian más de camino. O al menos por el momento. No sabemos si pronto ella y Blake Griffin se animarán a darle hermanitos a los hijos que ya tiene la estrella de Los Ángeles Clippers. Pero vaya, que prisa no tiene ninguna. Ahora mismo ella está centrada en su trabajo en el que, a juzgar por su sueldo, es la mejor de todas.

Si las Kardashian lo hacen todo a lo grande (hasta traer hijos) Kendall tendrá que esperar ya al próximo babyboom para unirse a la fiesta. Pero si lo pensamos bien, puede ir con absoluta tranquilidad porque aún es muy joven. Que ahora disfrute mucho, que ya tendrá tiempo de todo lo demás. Que siempre hay tiempo para todo.

Y que disfrute de su éxito en el trabajo, de su chico, de la familia y de los polluelos que están... ¡a nada de llegar!