kyliejenner / INSTAGRAM

Los primeros regalos de Stormi Webster huelen

A rosas.

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

Como a Kylie Jenner (20) le dé por montar una floristería, el género lo tiene ya en casa.

La "pequeña magnate" del clan Kardashian tiene la casa como el jardín de Alicia, solo que las flores no cantan.

Sería lo único que faltaba en el 'reality', que cantaran.

Aquí, la que lleva la voz cantante es la pequeña Stormi Webster, que no solo ha batido récords en las redes, sino que también ha agotado todas las rosas de las floristerías de Los Ángeles (y alrededores), porque todos los regalos que está recibiendo -al menos, los que comparte la madre- son rosas.

Evidentemente, no hablamos de ramitos o un bouquets (lo típico que tú harías, si tienes presupuesto), ya sabes que a las Kardashian le gustan más grandes (como a Becky G) y no se andan con tonterías: una cabeza de bebé gigante (como Nieves Álvarez) que da miedo, una Hello Kitty, la palabra MOM (mami, en inglés) y -cómo no- una mariposa, también gigante.

Las mariposas la van a perseguir toda su vida.

Y es que en esta familia cuando les da por algo, les da y bien, y ahora mismo podríamos decir que tienen el síndrome Chicharito, pero x1000.

INSTAGRAM

Andrea, otra que va a montar una floristería.

Total, que si te parece una burrada el dineral que se ha gastado Caitlyn Jenner en su nueva nieta (al menos son cosas prácticas y útiles), de estas ostentaciones florales ni hablamos...

Desde luego, que ni los jardines de Versalles.