MEGA / GTRES

¡Qué valor!: Sarah Jessica Parker no le teme a la tijera

Igualita que tú.

¿Qué sería de Carrie Bradshaw sin sus manolos? 

¿Y sin su melena? Sin su melena quizá te la imaginas (sin tacones, no), y la verdad es que aunque a lo largo de su existencia Sarah Jessica Parker (53) haya llevado el pelo más larguito, más cortito, rizado, liso, más platino o menos; un cambio, siempre es un cambio y el último no tiene pinta de pasar desapercibido...

La última vez que la vimos por Nueva York tenía su melena rubia y lisa:

¡Qué guapa es, madre!

Pues la próxima vez que la veamos probablemente no luzca tan airosa, porque se ha cortado mucho más que las puntas, y es que Falete cantaría "Miedo, tengo miedo", pero nuestra Carrie es la más valiente en la peluquería, igualita que Eva Longoria (43)...

Ella es como tú, y si va a sanearse las puntas solo quiere eso: las puntas. Vamos, que le teme a su peluquera y a las tijeras más que a una vara verde.
Reconoce que tú también le explicas a tu peluquera lo que son las puntas (como si ella no lo supiera)...
Lo peor es que esto nos pasa en nuestro salón de belleza de confianza, como nos pongamos en manos desconocidas ya no hablemos.
Por desgracia no tenemos fotos del resultado, y ella no ha publicado nada aún en su Instagram; pero si la peluquera ha seguido sus instrucciones, el resultado será bueno: estará igual de guapa que siempre.
Poco antes de pasar por la pelu, Eva compartía esta imagen. ¿Con remordimientos de última hora? A todos nos pasa.

Ahora, muy valiente, muy valiente, pero el resultado no lo ha querido enseñar... ¿Se le habrá ido la mano al peluquero? ¿No le habrá gustado su gran cambio? "No digas nada", ha escrito en su Instagram; así que nada, esperaremos calladitos.

Outbrain