mcdonalds / INSTAGRAM

Soluciones gochas: Ante la alopecia... ¡Patatas fritas!

Sabíamos que les encontraríamos un uso (más allá de engordar).

Todos sabemos que hay patatas fritas y patatas fritas, y si eres de los verdaderos amantes tendrás que reconocer que las de McDonalds son de las mejores: finitas, crujientes, ni muy fritas, ni muy crudas, y en su punto de sal (si se las curran, claro).

Pues ahora, tenemos un nuevo motivo para ponernos las botas de este aperitivo que tanto nos gusta y tan malo es para nuestras arterias (por lo del colesterol). 

Este GIF es mala leche.

Resulta que un estudio realizado en la Universidad de Yokohama (Japón) ha descubierto que uno de los ingredientes de las patatas de la famosa cadena de comida rápida podría ayudar a curar la calvicie.

Sabemos de más de uno que ya está haciendo la cola de McDonalds.

El estudio, publicado en Biomaterials sostiene que el dimetilpolisiloxano (componente antiespumante que le echan al aceite) podría ser la llave que abriera la puerta a "terapias mejoradas para regeneración capilar", y así ya ha funcionado con ratones sin pelo.

Ahora bien -tenía que haber trampa, jo-, aunque los investigadores encuentren este estudio "robusto y prometedor" para ayudar a la alopecia en el hombre, su éxito en humanos no está garantizado todavía.

Además, la investigación también concluyó que el dimetilpolisiloxano -dilo de seguido, a ver si te sale- no se usó para estimular el crecimiento real del folículo, sino para crear vasos sanguíneos donde podrían crecer los gérmenes del folículo piloso (y por consiguiente, del cabello).

Vamos, que si te empachas de patatas, engordarás, pero no te va a salir el pelo del payaso de McDonalds...

Lo sentimos.

Pero oye, algo de verdad sí que hay, que lo sigan estudiando, que mientras tanto haremos la prueba (sin abusar) a ver qué tal, y ni tan mal.

Outbrain