GTRES

8 famosas a las que suelen llamar 'gordas'

Y no entendemos por qué.

WeLoversize | CUORE.ES -

Que gorda es un adjetivo como otro cualquiera es algo que defendemos enWeLoversizedesde el principio de los tiempos. Luchamos porque se integre la palabra y que se utilice como cualquier otra sin implicar algo negativo, pero todavía hay mucho camino por andar.

A día de hoy, llamar gorda a alguien sigue entendiéndose como algo ofensivo, y es el calificativo favorito de los trolls de Internet para tratar de humillar a famosas y no tan famosas. Es terrible se mire por donde se mire, pero nos cuesta entender todavía más que se utilice para definir a mujeres que están bastante lejos de caracterizarse por ser gordas.

Porque mira, que llamen foca aMelissa McCarthy, a Tess Holliday o a nosotras mismas (dueñas y señoras de WeLoversize), pues bueno, está feo, pero gorda no deja de ser una palabra que utilizada en un contexto más friendly nos define perfectamente. El problema viene cuando se utiliza este adjetivo para describir a señoras que están en su peso, ya que estaremos distorsionando una realidad y haciendo creer a la gente más joven y vulnerable que si se parecen a las famosas que aquí mencionamos, deberían adelgazar.

¿De verdad pensáis que estas señoras deberían perder peso? Porque para nosotras son la viva imagen de la salud y la sensualidad


1.Jennifer Lawrence.

La muchacha se lo toma con humor, pero desde que la catapultaron a la fama con los ''Juegos del Hambre'', Fatniss Everdeen (la gorda de Katniss) es lo más light que la llaman. ¿Dónde ve la peña la grasa? Who knows.

2.Kate Winslet.

La llevan llamando gorda desde ''Titanic'' y la pobre ha llegado a confesar que se ha sentido discriminada varias veces por no estar tan delgada como debería estar para triunfar en Hollywood. Tremendo.



3.Christina Hendricks.

Tener las tetas grandes no significa ser gorda. De nada.



4.Kim Kardashian.

Exactamente igual que el punto anterior pero por las posaderas. Tener el culo gordo no te hace gorda entera.



5. La Pedroche.

En realidad ahora le dicen que si está demasiado delgada (nunca se puede agradar a todo el mundo), pero llevan siglos llamándola en redes ''la ballena de Vallekas''. Ajam, sí, claro.



6.Demi Lovato

Un claro ejemplo de que las críticas acaban pasando factura, Demi ha tenido que lidiar con la anorexia y ahora luce una imagen mucho más saludable. Una no pasa de la talla 34 a ser gorda. Hay muchas tallas intermedias, perfectamente saludables y que desde aquí reivindicamos