Zara

Ni te imaginas la de cosas que puedes guardar en el minibolsillo del vaquero

Ese que no sirve para nada pero siempre está ahí. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Seguro que muchas veces has pensado por qué realmente todos los vaqueros tienen ese bolsillito pequeño en uno de los lados, ¿verdad? Pues resulta que, hace muuuuucho, mucho tiempo tenía una función y no era otra que guardar el reloj (sí, de esos de cadenita que se llevaban antes porque claro, no había otros), así lo contó una historiadora (Tracey Panek) en su día: "el bolsillo para el reloj era una característica del primer mono de cintura de Levi Strauss & Co hacia 1970, donde además tenían la patente”. Y a partir de ahí, ese bolsillito no se ha separado de nosotras. Pero... ¿Para qué nos puede servir realmente? Seguro que tiene más utilidad de la que piensas. 

Pensemos... ¿Qué podemos guardar en él? Pues evidentemente el móvil no, más que nada porque cada vez los hacen más grandes y los llevamos más grandes. Burro grande ande o no ande. Tampoco podemos guardar la tarjeta transporte o el DNI y mucho menos las llaves. ¡Pues vaya! 

Aunque lo más básico no nos quepa, en el fondo hay mil cosas que puedes guardar y que no sabes, por ejemplo, una horquilla. ¿Quién no lleva una horquilla o pinza por si acaso hay que recogerse algún pelillo rebelde? Es más fácil guardarla ahí que en bolso, que luego se pierde y a ver quién es la lista que la encuentra en ese agujero infinito. 

¿Otra cosa que puedes guardar? Un par de chicles, para cuando sales de fiesta y empiezas a tener lengua de trapo o por si quedas con alguien y... La cosa acaba en beso. Que nunca se sabe. 

Más cosas: la moneda para el carrito de la compra. Moneda necesaria y que cuando tienes prisa nunca tienes a mano. Se acabó lo de preguntar que si alguien tiene un eurillo. Ya puestos, para las más gochas (como nosotras) podemos llevar la típica cucharita de helado, que nunca se sabe cuándo te va a entrar antojo de uno o cuándo la vas a necesitar por ejemplo, para mover el café. 

En realidad este bolsillo es más útil de lo que piensas y te lo decimos por experiencia. Tú imagínate que vas en el bus muy temprano, con la legaña en el ojo y... ¡Se te sale una lentilla! Como no llevas cacharrito, no te queda otra que guardarla en el bolsillo, y qué mejor que el mini (aunque no es lo más ideal ni lo más higiénico, lo sabemos, pero para una urgencia...)

 

Un pañuelito doblado por si vas al baño y no hay papel. Pero ojo, a ver si lo vas a echar después a lavar con él en bolsillo y pones la lavadora perdida... Lo uses para lo que lo uses, acuérdate de sacarlo luego antes de lavarlo y ya estaría. 

Queda demostrado, el eterno olvidado de los jeans se va a convertir en tu mejor aliado.