GJB / GTRES

Ya es otoño en el armario de Sara Carbonero

Después de tanto bikini...

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

Sara Carbonero (34) ya está lista para recibir al otoño, pues en su última aparición ha llevado un look de lo más apto para el entretiempo. Ha sido en un evento de Polaroid, para concenciar acerca de la salud visual, donde la periodista se ha dejado ver con falda y a lo loco, y nos ha metido las ganas en el cuerpo de ir poniéndonos una manguita más larga...

Tras un verano de shorts y modelitos de baño, cualquiera está deseando ir cambiando el chip, y ahora que llega la rutina, todavía más. Sara Carbonero ya está en esas, poco le queda para estar llevando a los niños al cole, y es que ya sabes lo que pasa cuando llega septiembre... A Sara le toca volver al deporte (si es que algún día lo dejó), y después de ello es cuando se pone a currar con el ordenador, para con sus trabajitos de imagen, embajadora, entrevistas, etc. 

Quizás por el hecho de ir haciéndose el cuerpo a su rutina, el look que ha lucido la mujer de Iker Casillas bien podría ser entendido como un auténtico 'outfit' de oficina, para las que gusten de trabajar en tacones, claro está. Bien de taconarros de Aquazzura va Sara, y haciendo alarde de cuerpini, se ha ceñido una falda midi de ante marrón, abotonada a un lado, que firma Leon & Harper. La periodista ha combinado esta prenda con una blusa camisera blanca de Equipment, resultando un modelito bastante redondo.

Y hablando de cosas redondas, ¿curva de la felicidad para Sara Carbonero? "Nos gustaría", ha reconocido a la hora de los canutazos, aunque por el momento no es que haya bombo a la vista. Si bien es cierto que no lo quieren dejar mucho, si le preguntan a sus hijos, la llevan clara: "Yo quiero siete, yo quiero ocho", es la respuesta que obtienen los Carbonillas, y es que "cuando surge el tema", se dan cuenta de que a Martín y a Lucas les encantaría agrandar el cuarto (como Maluma).

Por el momento, la mamá de dos nos ha regalado el primer look otoñal de la temporada, así que con él te dejamos. Lo que venga después, ya te lo iremos contando...

¡Ideal, Sara!