CORDON

Justin Timberlake la lía de nuevo en la Super Bowl

¿Para qué lo invitan? Si saben cómo se pone...

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

Después de aquel "error de vestuario" que hizo que todos viéramos el pezón de Janet Jackson en el intermedio de la Super Bowl de 2004, Justin Timberlake (37) ha vuelto a protagonizar el show más esperado de toda la noche (casi que más que el partido).

Lo cierto es que Justin nos dio de lo que nos gusta: musicote, bien de baile... Todo un espectáculo, pero claro, ya sabes que no se puede ir a la mano y la polémica tampoco nos ha faltado.

Pocos días antes del partido, se comunicó que Justin Timberlake desplegaría en su espectáculo un holograma de Prince como homenaje al cantante fallecido en 2016, pero lo cierto es que la familia de Prince negó que esto fuera a suceder.

"¿Esto significa que no lo autorizas o que no va a suceder?", preguntó una usuaria, a lo que Omarr Baker (hermano de Prince y administrador de la cuenta) respondió: "Ambas cosas".

Aunque la realidad fue otra... Llegó el descanso del partido, le tocó el turno a Justin y... ¡Holograma que te crió!

Pues nada, que a él le da igual tres que ochenta lo que le digan, y las cosas como son: a la gente le encantó este particular homenaje.

Lo que también gustó al público fue el salto que pegó a las gradas para cerrar su show, haciéndose selfies con todo el que pilló. Sin duda alguna, lo mejor de todo ha sido la cara de este niño, que al tener a lado a Justin no supo qué hacer: si llamar a sus amigos para contárselo, hacer una foto o simplemente quedarse como se quedó, sin palabras: