mario_houses / INSTAGRAM

Ha tenido que venir Mario Casas a redescubrirnos España

Ahora lo vemos desde sus ojos y mola todo más.

CUORE.ES -

Que España mola lo saben de aquí a la Luna, pero a veces nos cuesta ver con otros ojos lo que tenemos justo delante. Es lo que nos ha pasado, literal, cuando hemos descubierto los lugares favoritos de Mario Casas (32), que hace nada estuvo rodando en Huesca y Asturias (la peli 'Bajo la piel del lobo') y le ha contado a Guía Repsol qué ha descubierto mientras trabajaba.

Por ejemplo, a Mario le ha sorprendido el paisaje... Y se ve que no es al único. " La gente nos preguntaba: ¿Pero esto lo habéis rodado en España o en los Andes argentinos?", asegura, "y cuando les contestábamos que había sido en Asturias y en Huesca, alucinaban con la belleza que tenemos ahí mismo, en nuestro propio país."

Pero como no solo de belleza visual vive el hombre, el actor también aprovechó este rodaje para alimentarse (literalmente). Como recordarás, es la época en la que Mario ganó algo de peso, por exigencias del guión (que aprovechó también sentimentalmente). Y eso le vino bien para descubrir otro tipo de turismo: "Como tenía la oportunidad de comer lo que quisiese porque el personaje estaba un poco más gordo de lo que estoy ahora, disfruté mucho de la calidad de la comida que hay en el norte. Yo soy gallego y en todo el litoral cantábrico la comida tiene algo que me fascina. No es por desmerecer otras partes de España, en las que también se come genial, pero me he debido educar el paladar ahí y me gusta especialmente toda la comida del norte."

A ver, si es que entre verduras, carnes, pescados, fabes... Imaginamos un festín por todo lo alto.

Desde luego, aunque Mario viaje por todo el mundo, nos ha hecho ver lo cercano con otros ojos.