Alberto Losa / GTRES

Mimi habla del fallido 'Fórmula Abierta 2.0' con Agoney, Nerea y Raoul

Cosas que podrían haber sino... Pero no.

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

La visita de Mimi Doblas a 'Viva la vida' ha sido, cuanto menos, productiva. No solo lo ha vuelto a petar con su 'Ya no quiero ná', sino que también hemos tenido salseo... La de Lola Índigo ha hablado sobre un proyecto musical que, pese a prometer mucho, no llegó a ver la luz: ¡un nuevo 'Fórmula Abierta'!

No iban a copiarse del grupo de Geno 'and company', pero la idea venía siendo la misma: una minireunión de 'OT' que nos haría mover el 'body' a lo largo y ancho del verano, y también del invierno. Cuatro triunfitos iban a ser quienes conformaran, de nuevo, la banda resultante de 'Operación Triunfo': Mimi, Agoney, Raoul y Nerea, darían vida al nuevo fenómeno musical, pero... ¿qué ocurrió? 

"Mis compañeros, los pobres, a veces evitan la conversación y me parece que hay que decir las cosas como son", ha sentenciado Mimi, dejando claro que el proyecto estaba ya encima de la mesa. "Cuando sales del programa como que te intentan orientar y decir 'mira podemos tirar por aquí o o por allá'", explica la cantante, quien asegura que les propusieron crear dicho grupo.

Ahora bien, la cosa no pareció llegar a término por las diferencias entre los cuatro: "Nos juntamos a trabajar, pero no tuvimos un producto claro, y no congeniamos del todo musicalmente", ha explicado Mimi, quien, por su parte, "quería bailar mucho" (a la vista está). De este modo, "cada uno eligió su camino", afirma la triunfita, a la que luego sorprendieron con un saludo de Agoney.

Agradecida y emocionada, Mimi Doblas asegura que el tinerfeño le "toca mucho la patata", y es que, ya sabes, lo vivido en la Academia les ha dejado huella a todos: "Hemos pasado muchas cosas juntos este año, y para mí es como un hermano. Es mágico, es como encontrar a alguien que llevaba buscando toda la vida", ha contado la triunfita.

Por desgracia nunca llegaremos a escuchar los temazos que, sin duda, habrían proliferado de este proyecto; pero, viendo el lado positivo: no hay mal que por bien no venga, ¡tenemos 'Ya no quiero ná'!