Eric Alonso / AFP7 / CORDON

'Operación Triunfo' llega a la gran pantalla

Aunque no será como 'OT: la película', que con eso fue suficiente.

Estefanía Fernández | CUORE.ES -

Si pensabas que ya lo habías visto todo, ¡ERROR!

El momento más esperado de los últimos tres meses ha llegado. Los fans, y no tan fans, de Operación Triunfo están de suerte. La gala final, que llegará a su fin el lunes 5 de febrero, será retransmitida en directo en cines.

Los cines seleccionados corresponden a las ciudades de los cinco triunfitos que han conseguido llegar a la gran final, junto a dos cines más que se han sumado en la capital: Madrid, San Sebastián de los Reyes, Barcelona, Tenerife, Navarra y A Coruña.

Amaia, Alfred, Aitana, Miriam y Ana Guerra nos han conquistado, ¡Y LO SABÉIS! Han conseguido meterse al público en el bolsillo gala tras gala y se han ganado a pulso un puesto en la final.

 

El reparto de temas para la final no ha sido nada fácil, ya que una de esas canciones se consagrará como ganadora del concurso. Aitana vuelve a interpretar uno de los temazos de Sia, 'Chandelier', Amaia será la encargada de cantar 'Miedo' de M-Clan, Ana Guerra apuesta por un tango de Carlos Gardel que lleva por título 'Volver', Míriam nos deleitará con 'Invisible' de Malú y, Alfred, nuestro finalista masculino, nos sorprenderá con 'Dont stop the music', de Rihanna.

Pero esto no acaba aquí. David Bisbal (38), Pablo Alborán y el gran Raphael tendrán un papel muy importante. El almeriense vuelve a la que fue su casa hace 16 años: "Por fin puedo compartir con vosotros un secreto que he guardado por mucho tiempo. Volveré a la academia de #operaciontriunfo, visitaré a los chicos y después cantaré en la gala final". Raphael, sin embargo, será el encargado de dar el pistoletazo de salida a la gala cantando 'Mi gran noche' acompañado de los cinco finalistas... Y Pablo Alborán aún no ha contado qué hará, aunque seguro que nos gusta.

 

Les deseamos toda la suerte del mundo a los cinco... Y nosotros vamos a ir pidiendo menú de refresco y palomitas, que esto de verdad merece una pantalla grande.