TWITTER

Los concursantes de 'Supervivientes' sobreviven (de verdad) al temporal

¡Vaya mal rato!

VICTORIA LUPIÁÑEZ | CUORE.ES -

Los últimos días en 'Supervivientes 2018' están siendo de lo más moviditos porque ahora resulta que los concursantes han tenido que sobrevivir con todas las de la ley (exactamente con la de la naturaleza) y han tenido que salir por patas para evitar que una tormenta y la subida de la marea se los llevara por delante.

Es lo que tiene estar perdido en una isla paradisíaca en mitad del Caribe, que lo mismo te hace un tiempo de lo mejorcito para tostarse al sol, que te viene una tormenta de buenas a primeras y tienes que salir pitando, aunque los supervivientes tuvieron que hacerlo en barcas y sufriendo lo indecible.

Por ello, la primera parte del programa estuvo dedicada a contar qué es lo que había pasado y todo el proceso que se había seguido para poder sacar a los supervivientes de los Cayos antes de que el agua se hubiera tragado la playa con ellos allí. Se vivieron momentos muy tensos, principalmente con las barcas, porque una de ellas casi vuelca.

El mar estaba muy revuelto y llegaron a producirse olas de hasta dos o tres metros, por ello el tema de la barca fue crucial, porque con las olas y la tormenta, casi se quedan sin medio de transporte para poder ponerse a salvo de "la peor tormenta vivida en la historia del reality show en España".

Hasta el punto de que los concursantes no pegaron ojo en toda la noche debido a la lluvia, al frío que se había metido de golpe y a la imposibilidad de hacer fuego para combatir un poco el temporal. Esto tuvo consecuencias que, por suerte quedaron en un susto, como el del cantante Francisco que llegó a sufrir de hipotermia.

Pero los médicos del programa se pusieron manos a la obra de inmediato y él mismo habló en directo con plató para tranquilizar a la familia y en especial a su mujer, a la que iba a darle algo en el plató, y para asegurar que se encontraba bien y que solo había sido un amago que los médicos arreglaron inmediatamente.

Tras esos momentos tan tensos, los concursantes han podido volver a las playas, pero todos han tenido que ir a la misma porque la del lado civilizado ha quedado totalmente destrozada y ahora conviven en la misma, separados por una simple cuerda. Tienen contacto visual pero nada más.

Las cosas se han puesto mucho más duras (todavía) ahora para los supervivientes que aún quedan en el programa. ¡Mucho ánimo a todos!