Isabel Infantes / CORDON

¡Qué miedo! Un acosador de Taylor Swift se planta en su casa con un cuchillo

Menos mal que ha sido detenido. 

CUORE.ES -

Taylor Swift ha vuelto a llevarse uno de esos sustos que hielan la sangre y que se han convertido en algo habitual por culpa de los acosadores que se han obsesionado con ella. La policía ha arrestado a un hombre que responde al nombre de Julius Sandrock mientras intentaba entrar por la fuerza en la mansión que la cantante posee en Beverly Hills. Se cree que el hombre había conducido más de 1.500 kilómetros desde su pueblo de Colorado hasta Los Ángeles para, según sus palabras, "hacerle una visita" a la estrella. ¡Madre mía qué miedo!

 

Una vez fue cacheado y se procedió al registro de su coche, las autoridades encontraron varios tipos de munición, una funda de pistola vacía, guantes de látex y otro par oscuro, un cuchillo, varias mascarillas (similares a las utilizadas por pintores) y cuerda. Por suerte, la artista no se encontraba en el interior de la vivienda en aquel momento. 

En el momento de su detención, Sandrock (que poseía además varios rifles) llevaba encima distintos medicamentos, incluyendo opiáceos, oxicodona y antidepresivos. 

Este nuevo episodio ha tenido lugar apenas unas semanas después de otro acosador de la intérprete, Frank Andrew Hooper, fuera condenado a pasar diez años en libertad bajo vigilancia como consecuencia de la violación, en repetidas ocasiones, de la orden de alejamiento que le fue impuesta hace dos años. Previamente también había enviado mensajes amenazantes tanto a Taylor como a su familia, acusándoles a todos de ser una especie de enviados del diablo y de merecer una muerte que se encargaría de ejecutar él mismo.

Taylor debe de dormir con un ojo abierto... Pobre.