Evan Agostini / GTRES

Amanda Seyfried y cómo ser madre

Sin morir en el intento.

CUORE.ES -

La llegada de un nuevo retoño suele poner patas arriba cualquier hogar: noches en vela, llantos que parecen inacabables y habitaciones pobladas de objetos y juguetes infantiles. Parece que lo mismo ha ocurrido en casa de la actriz Amanda Seyfried, que se convirtió en madre primeriza hace algo más de un año con su marido Thomas Sadoski

Es por esto que ahora la intérprete valora mucho más que antes aquellos pequeños momentos en los que no tiene que estar pendiente de los cuidados de su hija -cuando está de promoción de algunas de sus películas, por ejemplo- y puede disfrutar de sus aficiones.

"La gente me dice: 'Seguro que la echas muchísimo de menos'. Y yo les contesto: 'Pues no'. Por supuesto que hago FaceTime con ella tres veces al día, pero lo cierto es que lo llevo perfectamente porque recupero el tiempo perdido. Paso la noche en una habitación de hotel, puedo hacer punto cuando quiera, escuchar un audiolibro... Esto ya no lo puedo hacer cuando estoy en casa. En cambio, aquí tengo todo este espacio extra. Me lo estoy pasando muy bien ahora y me ayuda a ser más consciente", explicó la actriz durante una entrevista con la revista ELLE.

Eso no significa que la protagonista de 'Mamma Mia' no aprecie enormemente todo aquello que la pequeña le ha dado en esta nueva etapa vital como mamá.

"Cuando la tuve, sentí que maduré de golpe. Me sentí muy aliviada y me di cuenta que todas mis preocupaciones no habían servido para nada. Me demostré a mi misma que puedo hacer cualquier cosa", admitió Amanda en la misma publicación, antes de revelar que es muy afortunada de poder contar con el apoyo incondicional de su madre, quien se mudó a vivir a su casa tras el nacimiento de su nieta.