Marksman / GTRES

Pete Davison (prometido de Ariana Grande) bromea con el atentado de Manchester

CUORE.ES -

Solo unas semanas después de que la imagen pública del cómico Pete Davidson pasara a estar íntimamente vinculada a la idílica historia de amor que mantiene con Ariana Grande, con la que ya se ha mudado a un lujoso apartamento de Nueva York al tiempo que planifican su boda, él mismo se ha encargado personalmente de regresar por todo lo alto a esa reputación de tipo provocador y controvertido que solía acompañarle en el pasado.

Como informan varios medios estadounidenses y británicos, el también actor de 'Saturday Night Live' no dudó en hacer una broma relacionada con el atentado terrorista del Manchester Arena (el cual se cobró la vida de 22 personas y dejó unos cincuenta heridos tras el concierto de Ariana en la ciudad) y la supuesta dosis adicional de popularidad que este brutal ataque habría brindado a su ahora novia desde el año pasado.

El artista aseguró ante el público de uno de sus últimos números que Ariana debía ser plenamente consciente de lo famosa que era "porque Britney Spears no había tenido un atentado terrorista en su concierto", un chiste que no ha sentado nada bien a los supervivientes de la tragedia y, sobre todo, a los familiares que perdieron a sus seres queridos tras el ataque, muchos de ellos adolescentes.

"Que alguien pueda bromear así sobre esta situación me parece repugnante y creo que debería disculparse públicamente por ello. Creo que todas las familias habrán encontrado estos comentarios profundamente desagradables. No son bromas lo que necesitamos en estos momentos precisamente, son muy dolorosas", ha declarado Charlotte Hodgson, quien perdió a su hija de 15 años en el atentado, al diario Daily Mirror.

"Hemos tenido que escuchar ya demasiadas bromas, pero que ahora vengan de alguien famoso y que encima está vinculado sentimentalmente con Ariana, es directamente indignante. Creo que ella debería estar horrorizada también con lo ocurrido", ha añadido en la misma entrevista para poner algo de presión en la propia intérprete.