blanca_suarez / INSTAGRAM

Exclusiva: a Blanca Suárez y a Mario Casas les sabe a poco su escapada a Alicante

¿Y la horchata 'pa' cuándo?

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

Aunque Scott Disick y Sofia Richie se decidieran por la Costa del Sol (Paula Echevarría también, pero ya sabes por qué), no es el único destino de moda del verano. Playas hay montones, pero las 'celebs' se suelen decantar por las mismas. Quizás se llaman por teléfono: "Oye, mira que he descubierto una cala chulísima, vete para allá", y así funciona, no lo sabemos; pero, el caso es que después de que Kylie Jenner pisara la costa valenciana con motivo del FIB, ahora han sido Blanca Suárez (29) y Mario Casas (32) los que se han escapado a Alicante.

Todo apunta a que lo suyo, precisamente, va 'palante' como los de Alicante (no hay más que verlos en el Orgullo), y es que, aunque parecía que no iban a llegar esas vacaciones junto a Mario con las que Blanca soñaba (con sus chicas del cable ya se ha ido de vacas), ¡ya han ocurrido! Eso sí, no esperes que se hayan hartado de hacerse fotos juntos y esas cosas... ¿Como en Santorini? Pues igual, juntos, pero no revueltos, al menos en las redes. Vamos, que llega a ser por ellos y ni nos enteramos del plan.

Menos mal que tenemos ojos en todos sitios y por casualidades de la vida (y gracias a que "el agua da mucha hambre", como dice tu madre) hemos pillado en EXCLUSIVA a Mario y a Blanca pidiéndose un bocadillo en el camino de vuelta a Madrid. Típica parada con tu churri o con quien viajes 'para hacer pis', hasta que hueles la tortilla del bar al que has entrado... ¡Nadie se resiste a un buen bocata! Mario Casas y Blanca Suárez, tampoco.

Lo cierto es que han estado en un hotel donde todo lo que te puedes llevar a la boca es sano, 'healthy', 'fitness' y todas esas cosas. Vaya, que a lo mejor no han comido mucho más que Kourtney Kardashian un día cualquiera (no sabes qué hora es). ¿Será por eso que traían tanta hambre? Piensa que durante su estancia allí, también han salido a comer al restaurante de Quique Dacosta, así que, probablemente, lo del hotel solo fuera para desayunar.

Sea como sea, este hambre está justificada, pues entre que chapotear da hambre (a Blanca le va lo de chapotear) y si encima, al estilo Khloé Kardashian, se han pasado más parte de las vacas dentro de la cama que fuera, ¡imagínate!

En fin, que, además de morir de envidia, podemos dar las gracias porque Mario Cachas ha vuelto a lucir espalda (como Cepeda cuando intenta hacer de Mario Casas, pero en versión original). Así que nada, con las fotos de estos tortolitos te dejamos:

No comerán perdices, pero sí bocadillos.