INSTAGRAM

Realidad Instagram vs. Realidad de verdad: Chiara Ferragni y el antiglamour en Ibiza

El yate que no falte.

ÁLVARO DE LOS SANTOS | CUORE.ES -

La ensalada rubia está de vacaciones. El 'currículum vitae' de Chiara Ferragni nos auguraba que de nuevo sería Ibiza su destino elegido para disfrutar del verano y las vacaciones. No falla, es uno de sus lugares favoritos en el mundo. Así que la primera It-girl del universo disfruta en la 'isla bonita' de una jornada de sol, arena y aguas cristalinas con familia y amigos antes de su boda con el rapero Fedez.

¡Qué bien se lo monta!

Y cuando se trata de disfrutar, lo de las risas sin pausa está más que asegurado. La 'influencer' no ha dudado en compartir estos momentos tan especiales con sus más de 13 millones de seguidores en Instagram. Tenemos que reconocer que nos ha dado un poquito de mucha envidia, pero la verdad es que no hemos podido evitar reirnos con ella.

Ferragni ha subido un post a Instagram en el que hace referencia a la típica doble vida de la sociedad en las redes, que ya sabemos que sacan nuestra parte más favorecedora. La italiana ha escrito "Nosotros en Instagram" en un vídeo idílico en el que su prometido la rocía con agua salida de una manguera, vs un "Nosotros en la vida real" en el que figuran revolcados, peleando y sacudidos por las olas.

 

Us on Instagram vs. us in real life 😂

Una publicación compartida de Chiara Ferragni (@chiaraferragni) el

En resumidas cuentas, que se lo están pasando de miedo, y la galería de fotos de la red social de la influencer está repletita de sus mejores momentos vacacionales que comparte con su enamorado Fedez. Nos pondríamos en su lugar con los ojos cerrados. Aunque por mucho 'postureo' que se gaste ella es sencilla como la vida misma.

Chiara no duda en sacar su lado más infantil en numerosas ocasiones y esta ha sido una de ellas. Los 'paparazzo' la han fichado pegando saltos desde la cubierta de un yate como si fuese un delfín y la hemos visto un poquito en apuros. Más por el retorno al gigantesco yate que por la caída. Desde luego hay que tener valor.