GTRES

Chris Pratt tiene un tutorial para hacer necesidades fuera de casa

Ve cogiendo papel y lápiz.

VICTORIA LUPIÁÑEZ | CUORE.ES -

Chris Pratt tiene un don especial para sacar una sonrisa (aparte del de estar 6 minutos de reloj sin pestañear), ya sea en mitad de un programa como 'El Hormiguero' o una entrega de premios; cualquier sitio es bueno. De hecho, su última ocurrencia ha sido durante su discurso de los MTV Movie Awards donde ha explicado, entre otras cosas, como hacer aguas mayores en público.

Sí, como lees: Chris ha aprovechado que ha tenido que subir a recoger el premio Generation (de manos de sus compis de 'Jurassic World' Bryce Dallas Howard y de 'Parks and Recreations' Aubrey Plaza) para dar algún que otro consejillo para que las nuevas generaciones se lo vayan aplicando. La cosa ha empezado con la bromita típica de que lo primero que hay que hacer es respirar, porque si no...

Gracias, Chris.

Pero después, Chris se ha puesto serio para hablar sobre temas místicos dejando claro que ya que tenemos un alma, estaría bien que cuidemos de ella y que utilicemos nuestras cualidades para protegernos entre nosotros y no para actuar como matones con los que no son del todo como nosotros. Vamos, que de una cosa pasa a otra, ¿ahora rollo zen?

Pues no. De repente, y en mitad de un discurso que parecía verdaderamente profundo, Chris ha hablado de una profunda necesidad física que todos tenemos: hacer caca. Que sí, que sí, que ha aprovechado el momento de atención para explicar cómo debemos hacer nuestras cosas cuando el apretón nos da en mitad de la calle o en baños ajenos.

Si seguimos el tutorial, lo primero que hay que hacer es cerrar la puerta (sinceramente, es el paso más importante) y sentarse. Una vez puestos, hay que soltar todo el pis que tengamos y luego, el regalito. Para terminar, pues nada, tiramos de la cadena y listo, porque dice que si lo haces al revés, se crea un ambiente que hace que todo el mundo sepa lo que has estado haciendo, "confiad en mí, es ciencia", asegura el actor.

Te puedes imaginar la cantidad de risas que estallaron en mitad del discurso cuando el bueno de Chris se ha puesto a hablar de sus necesidades (y las de todo el mundo). Eso sí, después de semejante lección, no ha podido terminar su discurso de otra manera que diciendo aquello de que "nadie es perfecto".

En serio, ¿alguien creía que Chris iba a perder esta oportunidad para dejarnos a todos por los suelos con la lágrima asomando?