GETTY

Drew Barrymore no quiere más hombres en su vida (de momento)

Nunca lo hubiera podido imaginar.

CUORE.ES -

Cuando la actriz Drew Barrymore se separó de su marido Will Kopelman en 2016 tras cuatro años juntos, nunca se le pasó por la cabeza que doce meses más tarde se sentiría completamente satisfecha con su vida, ya que su papel de madre de dos niñas menores de cinco años y su línea de cosméticos le reclaman demasiado tiempo como para pensar en buscar pareja.

"Mis hijas me proporcionan tantas alegrías que tengo la impresión de que mi vaso está a rebosar ahora mismo. Si tuviera que buscar una analogía física para el amor que siento, yo sería un pavo relleno o una piñata, así que por el momento no ansío nada en ese sentido", explica la intérprete en una entrevista a la revista InStyle, reconociendo que ella es la primera sorprendida de que así sea. "No creo que jamás hubiese podido imaginarme que estaría tan feliz, que me sentiría tan completa, sin mantener una relación amorosa. Eso habría sido toda una novedad para mi yo más joven".

Su actitud respecto al amor no es lo único que ha cambiado con el paso del tiempo. La intérprete, que mantuvo una tensa relación en el pasado con su madre que le llevó a emanciparse a los 15 años, también ha aprendido a dar la importancia justa a su carrera profesional, que comenzó siendo apenas una niña. 

"Desde muy pequeña ya era una persona increíblemente apasionada y pensaba que todo comenzaba y acababa en la atmósfera profesional porque, en aquel entonces, era todo lo que tenía. No contaba con una familia. Llevo trabajando desde que tengo uso de razón", apunta.

Tal y como prometieron que harían en el comunicado con que anunciaron el final de su matrimonio, la expareja ha seguido manteniendo una excelente relación por el bien de sus dos hijas en común, y este mismo fin de semana viajaron todos juntos a un lugar nevado para celebrar las Navidades como una gran familia feliz.

"Haciendo de padres juntos. Foto tomada por las niñas. ¡Sí! Una exitosa mañana de Navidad", escribía la actriz junto a una imagen en la que su exmarido y ella aparecían posando frente a la cámara.