blink-news.com / GTRES

Heather Locklear, ingresada por sobredosis

CUORE.ES -

Una semana después de que las autoridades la obligaran a someterse a evaluación psiquiátrica alertados por uno de sus familiares, que aseguraba que la actriz había amenazado con quitarse la vida con su propia arma de fuego, Heather Locklear ha sido ingresada en un centro médico cercano a su casa de Thousand Oaks, en California, tras sufrir una sobredosis de pastillas.

De acuerdo a la información a la que ha tenido acceso el portal TMZ, la antigua protagonista de Melrose Place se encuentra estable y en tratamiento. Se cree que, antes del incidente, sus planes pasaban precisamente por ingresar en rehabilitación en respuesta a sus últimos problemas con la justicia. 

Un día antes, la actriz volvió a ser arrestada, en esta ocasión por agredir tanto a un policía como a un paramédico que habían acudido a su casa avisados por varios testigos, que alertaron de que estaba teniendo lugar un altercado en la propiedad. Una vez allí los agentes se encontraron con una Heather muy alterada que reaccionó de forma violenta y tuvo que ser atada a una camilla, aunque no sin que antes le diera tiempo a propinar varios puñetazos a los allí presentes mientras estos intentaban reducirla.

En un principio la actriz de 'Ally Mcbeal' fue llevada al hospital para ser atendida debido a las señales evidentes de haber consumido alcohol y otras sustancias que presentaba, pero tan solo unas horas más tarde fue puesta en libertad bajo fianza tras pagar 20000 dólares.

En febrero, Heather ya era detenida tras enfrentarse a los policías que se personaron en su mansión alertados por la fuerte discusión que estaba manteniendo en ese momento con su novio, Chris Heisser, a quien también había agredido. Los cargos por violencia doméstica que se presentaron contra ella fueron retirados por iniciativa del propio Chris, pero ella tuvo que enfrentarse a la imputación de cuatro delitos ligados a la agresión contra los agentes que trataron de reducirla, así como otro de resistencia a la autoridad, de los que en abril se declaró no culpable.