GTRES

Irina Shayk deja de posar para ser una mamá divertida

Aunque las poses son para verlas.

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

Parece que Irina Shayk (32) y Bradley Cooper (43) nos han leído la mente. Bueno, la mente o la noticia que dimos de su paseo, el más soso de la historia, con su hija Lea: ni muestras de cariño, ni complicidad... ¡Ni una sonrisilla al menos!

Pues si queríamos caldo, he aquí dos tazas. La modelo ha vuelto a salir de paseo con su churri y su churumel, y esta vez ha dejado de ser un espárrago triguero para divertirse con su hija. Así sí que nos ha gustado verla, tanto a ella como a Bradley, quien ha cargado a su hija en hombros, tal y como te encantaba que te hiciera a ti cuando eras peque.

Las sonrisas han sido lo de menos esta vez, porque hasta poniéndole caretos a la niña hemos visto a Irina Shayk, y es que no se puede ser modelo 24 horas al día, ¿verdad que no? Ni Lola Flores era una artista de puertas para dentro, así que lo mismo Irina (en su casa y sin maquear va a estar más difícil verla, eso seguro).

Con una falda estampada la mar de mona y un top de tirantes, la mamá primeriza ha ido la mar de mona a su cita con la Gran Manzana, su hija y su amor (ya les vimos de la mano y BUAH!), quien parece ser menos caluroso que Irina, ya que no se ha dejado la chaqueta en casa (eso o que su madre se lo ha dicho antes de salir, como hace la tuya).

Son toda una 'happy family'.

Como bien nos ha inculcado Kris Jenner: ¡familia unida, jamás será vencida!