Clint Brewer / GTRES

El extrañísimo método de Kanye West para pasar la depre y la ansiedad

CUORE.ES -

Después de confesar que llegó a tener pensamientos suicidas durante esos caóticos meses en los que, tras suspender su gira mundial y aislarse completamente del mundo, acabó desarrollando una fuerte depresión y continuos brotes de ansiedad a finales de 2016, Kanye West (41) ha concedido una sorprendente entrevista al diario The New York Times en el que explica con detalle algunos de los aspectos más llamativos de la terapia a la que se vio sometido para recuperar la "confianza" y seguridad en sí mismo.

Como ha revelado el cantante al citado medio, Kim Kardashian (37) le recomendó que se hiciera con los servicios de un popular terapeuta especializado en métodos alternativos, llamado Tony Robbins, conocido entre otras cosas por animar a sus pacientes a caminar descalzos sobre brasas de carbón ardiendo. Sin embargo, en su caso Kanye no tuvo que llegar a tales extremos y, entre los muchos ejercicios que tuvo que realizar, el más destacado fue sin duda el de posar y gritar como todo un guerrero.

"Me daba mucha vergüenza gritar en mi propia casa porque podía asustar a la niñera y a la ama de llaves. No quería que me escucharan gritar en medio del salón. Y creo que esa es una metáfora muy reveladora sobre toda esa gente rica que no es tan feliz como muchos podrían pensar. ¡No pueden ni gritar en su casa!", ha reflexionado el músico, padre de tres niños con la estrella televisiva, en una extensa conversación con el periódico.

Kanye, eso a lo mejor solo te pasa a ti.

Aunque no ha querido entrar a valorar los efectos a largo plazo de tan curiosa iniciativa, Kanye sí que ha dejado claro que, al menos en un principio, no llegó a experimentar mejoría alguna tras adoptar la actitud y la fortaleza de un auténtico samurai en sus sesiones semanales con el mencionado experto, quien en los últimos años también se ha consagrado como uno de los 'predicadores motivacionales' más cotizados por las 'celebs' de Los Ángeles.

"La verdad es que mi autoestima no mejoró automáticamente. Todavía me sentía inseguro y vulnerable", ha confesado en la misma entrevista.