Chesnot / GETTY

Kim Kardashian ha vuelto al lugar del robo... ¡Vuelve a París!

Eso sí, ni una joya, que luego hay mucho 'mangui'.

CUORE.ES -

Aunque dijo que no volvería a París, la cabra de la moda siempre tira al monte y Kim Kardashian (37) ha acabado yendo a un desfile. En este caso, de Louis Vuitton, que presentaba sus propuestas masculinas y, después de que sufriese un robo a mano armada en 2016, ha decidido que se desdecía pero que mejor iba acompañada.

Así que allí se ha presentado con su marido, Kanye West (41) y con su hermanita pequeña, Kylie Jenner (20), que además ha ido acompañada de su mejor amiga, Jordyn Woods y su novio, el rapero Travis Scott.

Por si llevar a la familia le pareciese poco, apostamos a que Kim no ha escatimado en gastos en seguridad y ha ido bien acompañada por su equipo de guardaespaldas y, como toda precaución nunca es suficiente... No se le ha ocurrido otra cosa más que plantarse un abrigo que parece salido del guardarropa del Coronel Tapioca: bien de bolsillos y monederos por todas partes, para tener todas sus pertenencias a buen recaudo.

Muy práctico.

Por supuesto, a la vista no llevaba ninguna joya, así que suponemos que Kim se ha llevado a París lo básico. Si acaso una muda, porque cuando se quite el abrigo va a haber sudado, en pleno mes de junio, lo que no está en los escritos...