kourtneykardash / INSTAGRAM

Kourtney Kardashian tiene la mosca detrás de la oreja con lo de la infidelidad

En esta familia, no se acaba...

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

Si a raíz de los cuernos de Tristan ThompsonKylie Jenner (20) ha empezado a temer una infidelidad por parte de Travis Scott, la siguiente en caer en las redes de la duda, los celos, o quién sabe qué, ha sido Kourtney Kardashian (39).

Parece ser que la mayor de las hermanas del clan también está un pelín rayada con todo esto de los cuernos, porque la canción que ahora mismo tiene en la cabeza es 'Devil In A New Dress', de Kanye West (40). ¿Que de qué trata? Pues precisamente de una infidelidad.

La canción del marido de Kim Kardashian (37) viene a contar algo así como una historia en la que el prota tiene una amante, y aunque sabe que eso es pecado ("has aprendido mucho de Satanás", típica frase que le dices a tu amante), no puede evitar caer en la tentación: "No estamos casados, pero esta noche necesito un poco de consumación", dice la letra.

Vestida de verde y tumbada junto a su hermana Kim (siguen de vacaciones), Kourt ha subido una foto con unos versos de dicho tema: "You got green on your mind, i can see it in your eyes", que sería: "Tienes el verde en tu mente, puedo verlo en tus ojos".

 

you got green on your mind, i can see it in your eyes 🐢

Una publicación compartida de Kourtney Kardashian (@kourtneykardash) el

A ver, de verde (que te quiero verde) va vestida, pero ¿irá por algo más el sacar esta canción, precisamente ahora (como David DeMaría)? A lo mejor es una pullita a Tristan Thompson, recuerda que la venganza de las Kardashian ya ha comenzado (en la cancha también).

¿O será que Kourtney tiene un amante? Bah, chorradas, con lo enamoradita 'perdía' que está, y lo bien que lo han debido pasar en sus vacaciones, es lo último que se nos ocurre. El que sí que podría andar haciendo trastadas es Younes Bendjima, y a ver si la cancioncita no va por él...

Resulta que le han visto varios días seguidos acompañado de varias chicas: la primera noche, junto a su amiga (todo empieza así) Camila Morrone, la presunta nueva conquista de Leonardo DiCaprio (43), y al día siguiente con dos chicas misteriosas por Beverly Hills (de dos en dos, como Tristan) a las que despidió dando un cariñoso abrazo, según las fotos de TMZ, donde aseguran, eso sí, que tomaron "caminos separados" a la hora de irse.

De momento no hay por qué temer, Kourtney, así que sigue disfrutando del sol, tú que puedes.

Ay, qué bien se está, cuando se está bien.