INSTAGRAM

Kylie Jenner se mete a clausura sin ser monja

No quiere que la vean.

CUORE.ES -

Parece que el anuncio del embarazo de Kylie Jenner está cerca. Un embarazo que está llevando en la más estricta intimidad ya que desde que se le ha debido empezar a notar la tripa no ha querido salir de casa ni una sola vez. Sin embargo, hay una nueva razón para esta reclusión autoimpuesta. Al parecer ha cogido mucho peso y pasa de que le critiquen tanto o más como a su hermana Kim cuando estaba embarazada de North.

La pequeña del klan se mosqueó por no haber podido ir junto a su hermana Kendall Jenner (22) a la gala de los Globos de Oro y por entonces ya se rumoreaba que era porque Kylie Jenner (20) no quería posar en público debido a su peso actual.

Este rumor va cogiendo fuerza y se convierte en real ya que hay muchos medios estadounidenses se hacen eco de que Kylie está en shock por los cambios físicos que ha sufrido su cuerpo en estos meses.

En las últimas semanas el incremento de peso en la pequeña Jenner está siendo más que evidente porque parece ser que se ha aficionado a la comida basura. Su dieta se está basando en pizza, pasta y helado. Así que entre lo que está comiendo y lo poco que se mueve ha engordado un poco más de 11 kilos. Además de todo esto, se niega a utilizar ropa de embarazada.

Sin embargo, a pesar de todos estos cambios en su vida Kylie está encantada con su embarazo y está deseando verle la carita a su bebé.