@lauraescanes / INSTAGRAM

Laura Escanes y Soy Una Pringada protagonizan La guerra de las youtubers

Esta va a ser más larga que la de las galaxias.

VICTORIA LUPIÁÑEZ | CUORE.ES -

En una galaxia muy muy cercana, continua desarrollándose una guerra que lejos está de acabar. En este nuevo episodio de 'La Guerra de las Youtubers' Laura Escanes y Soy una pringada se ensalzan en un cruce de palabras la mar de 'monas', por decir algo. 

Ambas comparten "profesión" pero quizás sea lo único que comparten. Eso y las ganas de lanzarse cuchillos por redes. No vamos a entrar en quien disparó primero (fue Han Solo), pero sí en que cada vez que tienen oportunidad... ¡Se dan para el pelo!

El nuevo episodio ha comenzado con una fan acusando a Soy una pringada de interpretar un personaje y no mostrarse natural. La youtuber no se ha cortado y ha respondido, y ya que estaba pues le mandaba un recadito a Laura.

Ya sabemos que Soy una pringada anda justa de pelos en la lengua y que más de una vez se ha venido arriba. Pero la respuesta de Laura no se ha hecho esperar mucho (a pesar de estar de luna de miel).

Bueno, aquí empieza la fiesta. Coge una copita y ponte cómoda porque se lía y mucho. Los fans de Soy una pringada han interpretado esto como que la mujer de Risto se ha metido con el físico de la youtuber.

Hay comentarios de todos los colores y para todos los gustos... ¡Hasta unfollows! Que ahora están de moda entre los famosos. Los seguidores de Soy una pringada daban por vencida la batalla al no obtener respuesta de Laura.

Pero no se puede dar por muerto a un rival que sigue estando en pie... Laura aprovechaba que todos habían terminado de despachar para lanzar respuesta y quedarse descansando.

La moraleja de todo esto es que es muy fácil dar una opinión, lo complicado viene cuando hay que respetarla y ahí ninguna de las dos puede darse por vencedora. Aquí todo el mundo jugando con fuego y al final... ¡Van a salir todos ardiendo!

Veremos cómo continua todo esto en el próximo episodio de 'La Guerra de las Youtubers'. Mientras tanto...

¡Que la fuerza os acompañe!