MEGA / GTRES

Gerard Piqué pone nerviosito perdido a Maluma

¿Y a quién no?

VICTORIA LUPIÁÑEZ | CUORE.ES -

Si metemos a Maluma (24) y a Shakira (41) dentro de un estudio de grabación y encima se les graba un videoclip es sinónimo de éxito seguro y si no, basta con echar un vistazo a sus colaboraciones en 'Chantaje' o 'Trap', o a sus últimas fotos juntos donde derrochan química. Pero no todo es color de rosa, principalmente si en medio de una grabación hace acto de presencia Gerard Piqué (31).

A ver, no empecemos pensando mal, que nos vamos siempre por donde no es.

El cantante ha contado en una entrevista el momento tenso que vivió cuando Piqué les dio una sorpresa y apareció por el estudio de grabación para ver cómo iba 'Trap' (su segundo tema juntos) y de camino escuchar la canción para darles su humilde opinión (como oyente, suponemos) y claro, eso puso a Maluma nerviosito perdido: "Yo me quería ir, fue el momento de mayor tensión en mi vida".

La verdad es que la canción tenía algunas estrofas un poco subiditas de tono y entendemos perfectamente que a Maluma se le subieran los colores al tener que cantarle esas cositas tan íntimas a Shakira con el mismísimo Piqué ahí delante mirándolos. Bastante que al pobre le salió la voz del cuerpo. 

"Cuando conocí a Piqué la primera vez, yo acababa de grabar con Shakira 'Trap', que dice: "Quieres que lo hagamos en diferentes partes". Y nada, terminamos y ella le dice a Piqué: "Quiero que escuches la segunda canción que trabajé con Juan Luis". Y yo: "Eh... No. Yo me tengo que ir, no me puedo quedar en el estudio mientras Shakira y Piqué escuchan esto." ¿Me entiendes? Encima yo fui el compositor de esa canción."

A ver, Maluma, igual un poco tenso sí que era, y más si lo cuentas así... "Llega ella y le dice al ingeniero que ponga la canción y yo estoy aquí, Piqué está enfrente, y Shakira a su lado. Empieza a sonar y llega el estribillo. Yo me quería ir. Fue el momento de más tensión de todos, porque no sabía cómo reaccionar, pero entonces vi que a Gerard le gustaba. " Pues hijo, respiramos todos tranquilos, la verdad.

Además, tiene una explicación que le vale para esto y también para todas las críticas que suele recibir por sus letras: "Obviamente todos sabemos que una cosa es lo que decimos en las canciones y otra cosa lo que podemos ser nosotros como seres humanos. Fue intimidante, pero la buena noticia es que cuando terminó la canción, Gerard le dijo: "Guau, mi amor, me encanta esa canción." Ahí salvamos la patria, como decimos en Colombia."

Solo entonces, Maluma pudo respirar tranquilo y seguir grabando sin ningún tipo de problema.

Esperamos que se haya acostumbrado bien a la presencia de Piqué porque seguro que no va a ser la primera vez que vea al futbolista rondando por el estudio (y menos ahora que parece que la crisis está superadísima), y no queremos que al pobre le dé una taquicardia cada vez que le vea aparecer por allí.

Por cierto, que mientras Shaki y Piqué siguen 'happy' con lo suyo, Maluma también proclama su amor a los cuatro vientos por su chica, Natalia Barulich. A ver si le dedica unos versos como los de 'Trap', como poco...