FOTOS LORENZO CARNERO/CORDONPRESS / CORDON

Maluma de 'baby' era un cuadro, y tenemos las pruebas

No había por donde cogerlo.

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

¿Te sabes el cuento del patito feo? Todo era "uy, que pato más feo", hasta que creció y se convirtió en el cisne más guapo de la charca. Pues, sin duda, esa es también la historia de Maluma (24), porque vale que ahora lo veamos como un cisne (un dios griego hecho cisne, mismo), pero lo cierto es que de pequeño no apuntaba maneras...

Rapado y sin un pelo de tonto, con cara como de señor mayor y con un pijama (entendemos que es un pijama porque los Scooby Doos que lleva tienen un gorro como de pijama) de cuadros, hemos visto a Maluma de pequeño. Lo mejor de todo es el toque modernito que se daba con su colgantito de abalorios, que, probablemente, se compró en la playa el verano anterior (tú también hacías a tu madre comprártelo, recuérdalo).

Típico niño "gracioso", como se puede decir, y es que a ver, gracia nos ha hecho bastante, y más aún viniendo del propio Maluma... Vamos, que él sabe que está para mojar pan, pero parece ser que también sabe de dónde viene, y, mira, eso dice mucho de él. Con "flowcito", al menos, sí que se ve a sí mismo con aquella edad, o eso ha escrito sobre la foto en su Stories:

maluma / INSTAGRAM

¡Nos entran ganas de achucharle los carillos (a lo tía del pueblo que te ve dos veces al año)!

Y es que muchas madres dirán eso de "ay, ¿por qué os haréis mayores?", pero en este caso, sí que preferimos a Maluma de adulto (o lo que quiera que sea).

Y bueno, para que quede patente que el patito no se hace cisne en un día para otro, te vamos a enseñar el pasado oculto de Maluma, que no tiene desperdicio: