GTRES

Barcelona es felicidad... ¡Que se lo digan a Miguel Ángel Silvestre!

CUORE.ES -

Tras estrenar por todo lo alto el capítulo final de la serie que le abrió de par en par las puertas del éxito en Estados Unidos, 'Sense 8', Miguel Ángel Silvestre (36) no ha dudado en cambiar Los Ángeles por suEspaña querida para disfrutar así de unos merecidos días de vacaciones, unas semanas de asueto de las que el castellonense ha venido dando buena cuenta a través de las redes sociales.

La última parada del intérprete en esta breve 'gira' que ya le ha llevado a pasar por su ciudad natal y también por Madrid es nada menos que la bella Barcelona, en la que aprovechaba, nada más llegar, para tomarse un revitalizante café y darse un chapuzón mañanero.

"Pues así toda la mañana... Es llegar a Barcelona y felicidad asegurada", comentaba feliz y, todo sea dicho, dando algo de envidia al resto de los mortales, ya que ha acompañado su publicación de un vídeo que le retrata en la piscina de un hotel de la ciudad condal, situada nada menos que en la azotea del edificio.


Antes de llegar a la capital catalana, MÁS tuvo la oportunidad de reencontrarse con numerosos amigos y compañeros de profesión en la fiesta que organizó Bambú Producciones para celebrar sus diez años de vida. Entre ellos destacan sin duda Paula Echevarría y Amaia Salamanca, coprotagonistas de dos de las series más exitosas del valenciano, 'Velvet' y 'Sin tetas no hay paraíso', respectivamente y su ex, Blanca Suárez.

Pocos días antes, Miguel Ángel disfrutaba de una jornada llena de diversión y "arriesgadas" actividades junto a su sobrino, quien le convenció para ir juntos a la peluquería y someterse a un cambio "radical" de peinado con el que presumir de dos cabelleras a juego.

"Le prometí a mi sobrino que cuando llegara a España, pasaríamos un día juntos. Tío y sobrino. Me pidió que nos cortaran el pelo de la misma manera. Sus palabras: 'Tío, tiene que ser radical y arriesgado'. ¡Él eligió el corte y el color!", escribía visiblemente orgulloso junto a una foto de ambos con el pelo rapado y teñido de verde.

 

Por suerte, el color parece que no era permanente...