Janet Gough/AFF-USA.com

Así de contentillo llega M.A.S después de una buena fiesta

Lo mismo iba un poco piripi.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Miguel Ángel Silvestre (36) acudió en Málaga a una 'supermegafiesta' organizada por una prestigiosa firma (a la que también fueron Isabel Preysler y Antonio Banderas) y el actor se lo pasó tan requetebién que volvió al hotel CONTENTÍSIMO y con ganas de hacer un vídeo. Con una sonrisilla picarona y los ojitos un pelín brillantes, M.A.S nos desveló que se había pedido unos espagueti boloñesa cuando volvió a su habitación de hotel. Atentos.

 

Stories después de la fiesta @porcelanosa_grupo

Una publicación compartida de Miguel Angel Silvestre (@miguelangelsilvestre) el

Llamadnos paranoicos, pero en la redacción pensamos que Miguel Ángel había dado buena cuenta de la barra libre y estaba momento 'necesito comer pasta para bajar el subidón'. Tranquilo querido, nos ha pasado a todos. Y lo de la pasta más todavía.