GDG / GTRES

La Navidad de soltero MAS familiar de Miguel Ángel Silvestre

A falta de pan, buenos son mantecados.

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

Aunque no ha pasado ni un mes desde que se confirmara el fin de su relación sentimental con la guapa Albania Sagarra, el actor Miguel Ángel Silvestre (36) ha dejado bien claro en sus redes sociales que su carácter entusiasta y optimista no se ha visto en absoluto afectado por la ruptura, gracias entre otras cosas al hecho de que estos días se encuentra arropado por su adorada familia con motivo de las fiestas navideñas (¿recuerdas el adorable mensaje a su mami?).

Tanto es así, que el castellonense ha ofrecido una buena muestra de la alegría que le invade estos días al compartir varias imágenes de su regreso a casa en plena temporada festiva, entre las que sin duda destacan aquellas que sacan a relucir su talento como fotógrafo, así como el cariño y la admiración que siente hacia dos miembros concretos de su clan familiar.

"Mi hermana María Silvestre, foto hecha por mí. Memorias de una infancia, sueños por delante a tu lado", reza la enternecedora descripción de la artística imagen en blanco y negro de la susodicha que ha publicado en su perfil de Instagram

"El doctor de la familia, mi primo Julio. Recuerdo cuando estaba en la universidad y me hablaba de su ilusión por la medicina. Mi primo es de esas personas modestas que lleva sus logros por dentro. El otro día fui a verle al hospital... Su determinación, cariño y entereza para hablarle a los pacientes me llenaban de alegría. Felicidades, primo, estás donde siempre quisiste estar", reza el homenaje que le ha dedicado a su primo Julio (como Julio Iglesias), que en esta ocasión se ve acompañado de esta imagen del mismo llena de ingeniosos claroscuros:

 

Mi primo Julio @juliorambla 📷 by me El doctor de la familia. Recuerdo cuando estaba en la universidad y me hablaba de su ilusión por la medicina. Mi primo nunca me hablaba de sus notas, solo decía “Migue, he aprobado el examen!”, yo me enteraba por mi tío que sus notas eran especialmente buenas.Mi primo es de esas personas modestas que lleva los logros por dentro. El otro día fui a verle al hospital, su determinación , cariño y entereza para hablarle a los pacientes me llenaban de alegria. Algunos de sus compañeros me hablaban de la importante labor de mi primo. Felicidades primo. Estas donde siempre quisiste estar. 📷 My cousin julio. The doctor of the family. I remember when he was in the university and we used to have conversations about our dreams. He used to talk to me very passionately about what the profession of a Doctor meant to him. He never told me about his rates, he would only say “I passed the exam” but I knew because of my uncle that his rates were “big time”❗️. My cousin is that type of modest people that would never talk about his achievements. The other day I went to see him in the hospital. His determination, care , and confidence talking with his patients filled me with happiness. Some of his colleagues told me about the importance of the work my cousin is doing in the hospital. Congratulations my dear cousin, you are where you always wanted to be. #mycousin📷byme

Una publicación compartida de Miguel Angel Silvestre (@miguelangelsilvestre) el

Además de poner de manifiesto su lado más familiar y el valor primordial que otorga a sus seres queridos, especialmente durante las fiestas más hogareñas del año, nuestro MAS no ha podido resistirse a hacer partícipes a sus seguidores de lo mucho que se divierte cuando permite que su madre le disfrace como si de un árbol de Navidad se tratara.

"¡Por fin en casa para celebrar la Navidad!. Mi madre ya me ha colocado todos los adornos navideños... ¡Feliz Navidad a todos!", bromeaba el día de Nochebuena con una sonrisa de oreja a oreja y, evidentemente, presumiendo públicamente de su original 'look'.

Ay, ojalá pasar las fiestas a su lado...

Para el 31 de diciembre ya ha hecho planes: "creo que lo voy a pasar con mis amigos de la infancia de Benicasim", ha escrito en Instagram:

MAS guapo...

Lo que no sabe, es que pasará Nochevieja (y cada día del 2018) en nuestros corazones...