INSTARimages.com / CORDON

Amoríos, rupturas y embarazos que han sorprendido este 2017

¡Menudo repaso!

BANG SHOWBIZ | CUORE.ES -

Con 2018 llamando ya a nuestras puertas, toca echar la vista atrás y recordar las noticias más impactantes que han protagonizado los famosos en los últimos doce meses. En ese sentido, resulta indiscutible que Selena Gomez (26) ha sido una de las estrellas de la música que más titulares ha acaparado, tanto por sus problemas de salud como por su sonadísima reconciliación con Justin Bieber (24)

Lo cierto es que la cantante arrancó el año dejando a sus seguidores con la boca abierta al iniciar un sorprendente romance con el canadiense The Weeknd. Una vez superada la sorpresa inicial, debido a que las muestras de cariño que el intérprete dedicaba hasta pocos meses antes a su ex Bella Hadid (21) seguían grabadas en la retina de muchos, Selena y Abel se convirtieron en la pareja de moda e incluso se animaron a debutar juntos sobre la alfombra roja en la exclusiva gala del Met allá por mayo. Sin embargo, su historia de amor habría comenzado a enfriarse tras el 25 cumpleaños de la guapa morena en julio, coincidiendo con el empeoramiento de su salud debido a la enfermedad de lupus que padece, y su ruptura se confirmó oficialmente en octubre.

Poco después comenzaron a surgir los primeros rumores sobre un acercamiento con su ex Justin Bieber, después de que se les viera saliendo juntos de varios servicios religiosos de la iglesia de Los Ángeles a la que ambos acuden y, para alegría de todos los fans de la pareja, a mediados de noviembre se filtró una imagen en la que aparecían dándose un tierno beso, para despejar cualquier duda que pudiera quedar sobre la naturaleza de su relación. 

Según se aseguró en su momento, el transplante de riñón al que se sometió la artista el pasado verano -después de que su amiga Francia Raisa la convenciera para que aceptara que le donara uno de los suyos- hizo que Justin se diera cuenta de lo mucho que echaba de menos a su antigua novia de la adolescencia y se propusiera reconquistarla.

Y de una reconciliación, pasamos a una ruptura. A tenor de las publicaciones de su vida en común que los dos actores compartían en sus redes sociales, en las que derrochaban romanticismo y sentido del humor a partes iguales, Chris Pratt y Anna Faris eran la pareja perfecta: guapos, famosos y muy enamorados. Sin embargo, el pasado mes de agosto, después de que él diera carpetazo a la promoción de 'Guardianes de la galaxia 2' y concluyera el rodaje de la secuela de 'Jurassic World', ambos dejaron boquiabiertos a sus fans al anunciar su separación tras ocho años de convivencia y un hijo en común. En el comunicado que difundieron en ese momento aseguraron que seguirían queriéndose y respetándose. De momento no ha habido ninguna señal que apunte a lo contrario. De hecho, Chris accedió incluso a escribir el prólogo del libro autobiográfico -' Unqualified'- que su ya exmujer publicó en octubre, sin escatimar en halagos para la madre de su retoño.

Al igual que Chris y Anna, cuando se trata de mantener los acontecimientos de su vida privada en el más estricto secreto, a Enrique Iglesias y Anna Kournikova no hay quien les gane. Pese a que la familia del cantante sea muy aficionada a compartir las noticias más felices de su día a día a golpe de exclusiva, él siempre se ha caracterizado por compartir lo justo y necesario sobre su relación sentimental, aunque lo cierto es que la pareja se superó a sí misma al conseguir que el primer embarazo de la deportista rusa y su debut en la maternidad no se filtrara a la prensa. Cuando por fin salió a la luz la noticia, la sorpresa resultó doble al saberse que los felices papás habían dado la bienvenida a no uno, sino a dos retoños, unos mellizos cuyo nombre aún no han hecho público.

Bastante menos tiempo ha conseguido ocultar Eva Longoria la noticia de que está esperando su primer retoño con su marido Pepe Bastón, aunque en su caso no deja de tener mérito que haya conseguido ocultarlo durante al menos el primer trimestre de gestación, en vista de que a lo largo de los últimos años su envidiable físico ha sido sometida a un escrutinio constante en busca de cualquier indicio que pudiera apuntar a que iba a debutar en la maternidad. Finalmente, el pasado 20 de diciembre su representante confirmó que en esa ocasión los rumores eran ciertos. De momento ya se sabe que el bebé de la antigua protagonista de 'Mujeres desesperadas' será un niño que, con la buena genética que heredará de sus padres, sin duda será uno de los bebés más guapos de 2018.

En el apartado de 'nuevas mamás', Serena Williams merece una mención aparte al haber logrado disputar -y ganar- el Open de Australia embarazada de su primera hija con el fundador de la red social Reddit Alexis Ohanian. En aquel momento, cuando derrotó a su hermana Venus en la final del torneo, nadie podía imaginarse que unos meses después, en abril, la tenista sorprendería al mundo entero al compartir a través de Snapchat una fotografía suya luciendo un traje de baño amarillo que dejaba apreciar a la perfección su ya abultada tiprita

Poco después, la deportista reconocía que había publicado la imagen por error mientras trataba de mantener una especie de diario gráfico de los cambios que experimentaba su físico, al mismo tiempo que confirmaba su intención de regresar al circuito profesional lo más rápido posible tras dar a luz, pese a lo cual antes quiso organizar una boda por todo lo alto con el padre de su pequeña en Nueva Orleans, a la que acudieron celebridades de la talla de Beyoncé (36) y Kim Kardashian (37).

Este verano se produjo el esperadísimo regreso de Taylor Swift (28) a primera línea de actualidad con su disco 'Reputation', y la de Nashville no decepcionó a todos aquellos fans que llevaban un año esperando a que su ídolo le devolviera el golpe a Kanye West (41), después de que el rapero asegurara en su canción 'Famous' que "él había hecho famosa a esa zo**a", iniciando así uno de los enfrentamientos más despiadados que se recuerdan en la historia de la música reciente, al que también se sumó Kim Kardashian. 

Ya en su primer single, 'Look What You Made Me Do', la rubia artista -con una imagen renovada y mucho más transgresora- advertía a su archienemigo "tengo una lista de nombres y el tuyo está subrayado en rojo", al mismo tiempo que dejaba clara su opinión sobre las artimañas del matrimonio cantando "no me gustan tus jueguecitos / no me gusta tu escenario inclinado", en una nada sutil referencia a la puesta en escena de la última gira de Kanye en la que actuaba sobre una plataforma voladora.

No contenta con esta perla, en su siguiente sencillo 'Call It What You Want' o 'Llámalo como quieras' Taylor echaba más sal a la herida al afirmar que en realidad Kim y Kanye le hicieron un favor al empujarla a retirarse de la escena pública, ya que le ayudaron a encontrar la estabilidad, especialmente en el plano sentimental. "Mi castillo se derrumbó de la noche a la mañana / Acudí con un cuchillo a una pelea de pistolas / Ellos me quitaron la corona, pero no pasa nada", anunciaba en los primeros versos de un tema que resultó ser toda una oda a su historia de amor con el actor británico Joe Alwyn, sobre el que no dudaba en afirmar: "Quiero llevar sus iniciales en un collar alrededor del cuello / No porque le pertenezca, sino porque de verdad me conoce / Lo cual es más de lo que ellos pueden decir".

Por algún milagro, Taylor consiguió mantener su romance con el actor -el primero que se le conoce tras su mediática ruptura con Calvin Harris- en secreto, pero su aparición juntos en el concierto navideño Jingle Bell Ball de Londres este diciembre, en el que ella presentó en directo su último trabajo, vino a confirmar que ambos están listos para vivir su amor en público.