Vantagenews.co.uk / GTRES

Russell Brand volverá a ser papá

¡Felicidades!

CUORE.ES -

El actor Russell Brand y su esposa Laura Gallacher, quienes tienen a una niña de casi dos años llamada Mabel, se preparan estos días para repetir experiencia en la paternidad. Y es que la pareja se dejó ver ayer jueves paseando de la mano por las calles de la localidad de Henley-On-Thames (en el condado inglés de Oxfordshire) al tiempo que dejaban patente ante los fotógrafos que esperan el que será su segundo retoño.

Ha sido la edición digital del diario británico The Sun la que ha publicado en primer lugar las citadas imágenes, que no dejan lugar a dudas sobre la barriguita de embarazada que luce Laura a día de hoy y, por tanto, sobre lo cerca que está de salir de cuentas. Según este medio, la pareja solo recorrió unas cuantas calles cercanas a su domicilio y en cuestión de minutos desaparecieron del radar de los reporteros gráficos.

Cierto es que la prensa británica llevaba meses especulando sobre la posibilidad de que los dos enamorados se estuvieran preparando para darle un hermanito o hermanita a la pequeña Mabel, pero hasta ahora ninguno de los dos se había animado a desmentir o confirmar la noticia. De hecho, el pasado mes de febrero, un representante del exmarido de Katy Perry se negó a ofrecer información alguna al respecto cuando los periodistas se interesaron por esa supuesta paternidad que, ahora, ha sido finalmente corroborada.

Varios meses antes, sin embargo, Russell Brand no dudó en presumir abiertamente del estilo de vida tan pausado y relajado que lleva actualmente en su condición de hombre casado y padre de familia, una dinámica que contrasta claramente con aquellos años de fiestas desenfrenadas y adicción al sexo que le convirtieron en uno de los personajes más caóticos e impredecibles de la crónica social.

"Me siento mucho más feliz compartiendo mi vida con otra persona, teniendo que recoger caca de perro y cambiando pañales. Es mucho más satisfactorio que todas esas actividades decadentes que hacía en su momento. Por un lado es agotador tratar de llevar una vida normal y ordinaria, pero por el otro supone sin duda un alivio. Me siento conectado con el mundo y siento que tengo un propósito", explicaba el artista británico.