Evan Agostini / GTRES

Sandra Bullock y Sarah Paulson, a tope con la tele

Están seguras de que la televisión es el futuro del cine.

CUORE.ES -

Las actrices Sarah Paulson y Sandra Bullock son dos de las protagonistas de 'Ocean's 8', la nueva secuela de la mítica franquicia que encabezara en su momento George Clooney, lo que les ha llevado a compartir muchas horas juntas tanto en el set de rodaje de la cinta como en la gira de promoción en la que se encuentran inmersas actualmente. 

A lo largo de los descansos, ambas han tenido la oportunidad de hablar largo y tendido sobre la aparente superioridad que las series de televisión -el medio que encumbró a Sarah de la mano de Ryan Murphy- tienen sobre el cine. Por un lado, la intérprete de 'American Horror Story' considera que los formatos televisivos han dejado de ser ya el último recurso para los actores sin otras opciones.

"Hace un tiempo, nadie quería hacer televisión. En ella solo trabajaban un grupo de anticuados. La actitud generalizada era algo así como: '¿No consigues ningún trabajo en el cine? ¿Te pasas a la televisión? ¡Oh! Lo siento mucho por ti'. Pero ahora, la gente con éxito en el cine sabe que las historias, las creaciones, los papeles buenos, suelen estar en el mundo de la televisión", ha explicado Sarah al portal BBC News.

De forma similar, la oscarizada Sandra Bullock está convencida de que uno de los responsables de tal cambio es Netflix, la mayor plataforma de contenido audiovisual en línea que, con sus series, filmes y documentales de altísima calidad, ha obligado a los cineastas a ponerse las pilas.

"Honestamente, pienso que Netflix y todos los canales de vídeos en 'streaming' están influyendo en la calidad de las películas; están perdiendo público, que se va al 'streaming'. Y creo que ahora desde la industria cinematográfica tenemos que dar un paso adelante para conservar la audiencia", aseguró Sandra en la mencionada publicación.

Quién sabe si Sandra Bullock será la próxima estrella de Hollywood en dar el salto a la pequeña pantalla, siguiendo los pasos de otras de la talla de Nicole Kidman o Reese Witherspoon.