Unsplash

Última moda: Lo importante es confesar una enfermedad (sea cierta o no)

Lo de los 'chokers' ya pasó.

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

Hay modas y modas, y la nueva rutina que han seguido las 'celebs' es la de compartir a voz en grito sus problemas de salud. Al fin y al cabo, son humanas, pero claro, da la casualidad que la presunta enfermedad nunca es visible al ojo.

Que si ansiedad, que si ataques de pánico, que si lupus, tiroides... Un sinfín de enfermedades crónicas que -resulta- llenan las vidas de nuestras famosas, aunque (según los rumores que nos llegan) no tienen por qué ser ciertas. Muchas de estas 'celebs' solo cuentan su no-enfermedad "para que sientas simpatía por ellas" y no sepas "lo que realmente está ocurriendo", asegura Blind Gossip.

En esta línea, se dice, se cuenta y se rumorea que una joven del mundillo está sufriendo una de estas no-enfermedades. "Lo aprendió de otro miembro de su familia" (o sea, que al final ¿es hereditario?) y "ha elegido un problema de salud continuo y crónico para poder ponerlo como excusa repetidamente, si fuera necesario", afirma dicho medio.

Ahora bien, la realidad es otra muy distinta... "Ella es una drogadicta, y necesita ir a rehabilitación", y claro, en caso de ponerse en manos profesionales ya tiene la excusa perfecta por si la pillan entrando y salga de la 'rehab'. Mientras tanto, sus seguidores le darán todo su apoyo por enfrentarse a su problema (al de mentira).

Pues nada, 'babys' (como diría Maluma), ya que cada uno se crea lo que quiera...